El Atlético Mineiro, uno de los equipos más tradicionales de Brasil, inauguró este sábado su nuevo estadio, el Arena MRV, con una fiesta en la que participaron cerca de 9.000 aficionados, en la ciudad de Belo Horizonte.

El club albinegro montó una fiesta con la presencia de artistas y una decena de históricos jugadores de la entidad, que anotaron de forma simbólica los primeros goles en la nueva casa del Mineiro, ya una realidad después de casi tres años de obras.

El honor de estrenar las porterías se reservó a los exfutbolistas Vavá y Ubaldo, ambos con más de 90 años y que anotaron desde el punto de penalti en uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, a la que también asistió el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ednaldo Rodrigues.

Los hinchas también pudieron ser testigos del tradicional marcado de las líneas blancas sobre el terreno de juego.

Con capacidad para 46.000 espectadores y equipado con pantallas led de 144 metros cuadrados cada una, el Arena MRV es 100 % propiedad del Mineiro y pretende ser el estadio de fútbol “más moderno y tecnológico” de Latinoamérica.

Su construcción marca una nueva página en la historia del club de Belo Horizonte, que vuelve a tener una casa propia exclusiva después de 50 años.

Habrá que esperar para rodar el balón en el estadio

Estas últimas temporadas, el equipo ha jugado en el Mineirao o el Raimundo Sampaio, más conocido como Estadio Independencia.

No obstante, los fanáticos del ‘Galo’ aún deberán esperar para ver a sus ídolos jugar en el nuevo feudo, algo que está previsto que ocurra solo a partir del segundo semestre de este año, pues el club aún necesita algunas licencias de la Alcaldía para poder operar.

El Atlético Mineiro, que actualmente dirige el técnico argentino, Eduardo Coudet, ya ha ganado un título este año, el Campeonato Mineiro, y aún luchará por conquistar el Campeonato Brasileño, que arranca este sábado, la Copa Libertadores y la Copa do Brasil.