Disney Plus ya no será el punto de estreno paralelo para las nuevas películas del estudio. Todo luego del embrollo con Black Widow y otras cintas.

La pandemia puso en serios aprietos a la industria del entretenimiento y algunas compañías se vieron obligadas a experimentar. Todo con el objetivo de volver un éxito comercial sus cintas aprovechando las plataformas de streaming sin que la gente visitara una sala de cine.

Sin embargo la realidad es que jugadas como la HBO Max y Disney Plus, con estrenos simultáneos en salas y su servicio de suscripción, fue un experimento de prueba y error.

Los chicos de Warner no han sido muy transparentes sobre los resultados financieros de su estrategia. Pero la casa del ratón Mickey tiene un claro escándalo derivado de lo que sucedió con el lanzamiento de Black Widow.

Como muchos sabemos los problemas con esta cinta y su colapso en taquilla derivó en un pleito legal grande con Scarlett Johansson. Y ahora parece que la empresa cambiará el rumbo de todo seriamente.

Disney ya no estrenará en simultáneo con Disney Plus

El Wall Street Journal ha dado eco a un comunicado oficial de la empresa de entretenimiento más grande del mercado hoy en día. Revelando un cambio dramático en la estrategia de la firma para los futuros estrenos cinematográficos de 2021.

Y es que a partir de ya cualquier cinta de Disney que sea estrenada en salas de cine no llegará a la plataforma de streaming hasta por lo menos un mes después de su lanzamiento original.

Con esto se genera de nuevo esa tradicional ventana, donde el público debe ir a una sala para ver una película nueva. Lo que ayudaría a que no se generen más historias como la de Black Widow, que tras una semana de buenas ganancias en taquilla desplomó sus ingresos por la preponderancia del streaming.

El primer caso concreto mencionado en el comunicado es el de la cinta Encanto, que se estrenará en sala de cine el 24 de noviembre de 2021, pero no llegará a la plataforma digital hasta el 24 de diciembre de este mismo año. Un año después.

Aunque en realidad no sería el primer caso. Como ya se reportó antes, con Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings Disney decidió retrasar su llegada al servicio de streaming un total de 45 días.

Esto suena como la estrategia que debieron aplicar originalmente desde el principio. Aunque HBO Max rompió un poco la evolución lógica de ello con una jugada que buscaba aumentar a toda costa su número de suscriptores.

Será necesario esperar para ver cómo es que la comunidad toma este nuevo giro y el impacto económico positivo que podría tener para la industria.

VOLVER A PORTADA