Diez comunidades autónomas se encuentran este domingo en aviso naranja o amarillo por nevadas, fenómenos costeros o rachas de viento fuerte, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Baleares y Cataluña están en aviso naranja por fenómenos costeros, con olas de hasta cuatro metros de altura, y en amarillo la comunidad catalana por rachas de viento fuerte de 75-80 kilómetros por hora en Tarragona, Girona y Lleida, según las previsiones de la Aemet.

Además, en Cataluña están en aviso amarillo por nevadas con acumulaciones de entre dos y cinco centímetros en 24 horas en cualquier cota en el Valle de Arán (Lleida), por encima de los 200 metros en el prelitoral y depresión central de Barcelona, al igual que el prelitoral de Tarragona.

En Cazorla y Segura, en Jaén, las nevadas podrán dejar acumulaciones de cinco centímetros por encima de los 800 metros, por lo que se encuentran en aviso amarillo.

En Aragón, se prevén nevadas en el Pirineo oscense (Huesca), con acumulaciones de cinco centímetros en 24 horas, por encima de los 1.100 metros en poblaciones cercanas a la divisoria y que continuarán el lunes.

Además, las rachas de viento de entre 70 y 80 kilómetros por hora afectarán a Teruel, Zaragoza y Huesca.

En Cantabria, las zonas del centro y valle de Villaverde, Liébana y del Ebro están en amarillo por nevadas con acumulaciones de entre dos centímetros, en la primera, y cinco en las otras dos en 24 horas a partir de los 600 metros.

En Castilla y León, zonas de Burgos, León y Palencia podrán acumular hasta cinco centímetros de nieve en 24 horas por encima de los 700 metros durante el día y de los 300 a partir de las últimas horas, condiciones que afectarán también a la Ibérica riojana.

El noroeste de A Coruña está en aviso amarillo por fenómenos costeros entre Bares y Vilán, con vientos de hasta 61 kilómetros por hora y fuerza 7.

En Navarra el aviso es amarillo por fuertes rachas de viento entre 70 y 80 kilómetros por hora en la ribera del Ebro y el Pirineo navarro.

En Castellón están también en amarillo por rachas de viento del noroeste, de 80 kilómetros por hora, en el interior y litoral norte y sur.