Día Mundial Sin Tabaco, tabaquismo, Organización Mundial de la Salud, salud pública, enfermedades relacionadas con el tabaco, dejar de fumar, cultivo de tabaco, políticas de control del tabaco, impacto en la salud, impacto en el medio ambiente
Día Mundial Sin Tabaco, tabaquismo, Organización Mundial de la Salud, salud pública, enfermedades relacionadas con el tabaco, dejar de fumar, cultivo de tabaco, políticas de control del tabaco, impacto en la salud, impacto en el medio ambiente

El 31 de mayo, el mundo se une para conmemorar el Día Mundial Sin Tabaco, un evento liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) destinado a crear conciencia sobre los riesgos para la salud asociados con el tabaquismo y promover políticas efectivas para reducir su consumo. Bajo el lema de este año “Cultivemos alimentos, no tabaco”, la campaña se enfoca en sensibilizar sobre el impacto del cultivo, producción y distribución de tabaco.

El flagelo global del tabaquismo

El tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública a nivel mundial. Según la OMS, mata a más de 8 millones de personas cada año, de las cuales más de 7 millones son consumidores directos y alrededor de 1.2 millones son no fumadores expuestos al humo del tabaco. Además, es un factor de riesgo clave para enfermedades graves como cáncer, enfermedades cardíacas y enfermedades respiratorias crónicas.

La prevalencia del tabaquismo ha mostrado tendencias preocupantes, especialmente entre las poblaciones más vulnerables. Datos del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía muestran que, en la última década, el consumo diario de tabaco ha aumentado principalmente entre las personas con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional.

La amenaza de las nuevas formas de consumo de nicotina

Mientras los esfuerzos para combatir el tabaquismo tradicional continúan, las nuevas formas de consumo de nicotina y tabaco, como los cigarrillos electrónicos y las cachimbas, están ganando popularidad, particularmente entre los jóvenes. Estas tendencias representan un desafío adicional para la salud pública, ya que estas formas alternativas de consumo a menudo se perciben erróneamente como menos dañinas.

Esfuerzos para combatir el tabaquismo

Para enfrentar este problema de salud pública, se están realizando diversas acciones. En Andalucía, durante 2022, se realizaron 170.424 registros de hábito tabáquico, identificando a 10.796 fumadores, 18.318 no fumadores, 7.575 exfumadores y 1.973 fumadores pasivos. Además, se ofreció consejo sanitario para dejar de fumar a 44.878 personas.

Por otro lado, el teléfono de información sobre tabaco (900 850 300) en Andalucía ha atendido 32.057 llamadas de información desde su inicio en 2005 hasta diciembre de 2022. Este servicio gratuito, disponible las 24 horas del día durante todo el año, proporciona información y apoyo a las personas que buscan dejar de fumar.

El Día Mundial Sin Tabaco es un recordatorio de los riesgos de salud asociados con el tabaquismo y una llamada a la acción para políticas eficaces de control del tabaco. Este año, con el lema “Cultivemos alimentos, no tabaco”, se invita a los gobiernos a poner fin a las subvenciones al cultivo de tabaco y a reflexionar sobre el impacto que este tiene en la salud global y el medio ambiente.