banda latina Dominican Don’t Play (DDP) han sido detenidos tras apuñalar a un joven de 19 años en una pelea en la plaza de Pedro Zerolo mientras se celebraban las fiestas del Orgullo. Los detenidos, que tienen entre 18 y 22 años, cuentan con antecedentes judiciales, según informan los agentes.

Durante la semana de celebración de las fiestas del Orgullo LGTBI en Madrid, se llevaron a cabo multitud de agresiones que incluso acabaron con la vida de muchos jóvenes que acudieron a los festejos. A medida que pasan los días, son más los detenidos por presuntas agresiones cometidas del 25 de junio al 4 de julio, durante el Orgullo LGTBI en Madrid.

La víctima no consiguió huir

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del pasado día 1 de julio en la plaza Pedro Zerolo, el centro de las celebraciones de la semana de las fiestas del Orgullo LGTBI de Madrid, donde cuatro hombres fueron víctimas de una agresión por parte de otro grupo más numeroso que tenía botellas de cristal.

Aquí, se produjo una pelea que finalizó con la persecución de un joven, dominicano de 19 años, que tuvo que ser trasladado al hospital con urgencia, tras recibir puñaladas hasta tres veces. El joven, que formaba parte del grupo de las otras cuatro víctimas, trató de huir con sus compañeros, que lograron escapar de los agresores, pero fue alcanzado por los atacantes y tuvo que ser ingresado en un centro hospitalario en estado grave, tras recibir, según informan las fuentes policiales, puñaladas «hasta en tres ocasiones».

Tras un proceso de investigación y búsqueda, la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha conseguido identificar a los presuntos autores del crimen, españoles, de origen latinoamericano y relacionados con la banda latina Dominican Don’t Play (DDP). Además, según informan las fuentes policiales, los agresores, que tienen entre 18 y 22 años, ya contaban con antecedentes similares.

De esta forma, el pasado miércoles se estableció un dispositivo policial que culminó con la detención de tres varones a los que se les imputan los delitos de lesiones, desórdenes públicos y organización criminal. Con ello, la Jefatura de Madrid, ha asegurado que la investigación continúa abierta, ya que no se descartan nuevos arrestos durante las próximas fechas.