La víctima denunció los hechos al amenazarle el acusado con hacerle lo mismo a su hermana menor si no regresaba al domicilio familiar.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en un domicilio de Valencia a un hombre de 39 años como presunto autor de un delito de abuso sexual y coacciones, sobre su hija desde que tenía once años y que se mantuvo durante años. La víctima, que llegó a “normalizar” la situación de abusos, lo puso en conocimiento de los investigadores, al conocer que a su hermana menor de edad también podría estar ocurriéndole algo parecido tras recibir amenazas por parte de su padre.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, las investigaciones se iniciaron cuando la víctima acudió a dependencias policiales ante el temor que su hermana menor pudiera sufrir una serie de abusos sexuales por parte de su padre.

La joven contó a los agentes que, desde que abandonó el domicilio familiar en el que en esos momentos solo vivía la menor con su padre, este le llamaba por teléfono y le enviaba mensajes de texto en los que le amenazaba con que “le iba a enseñar todo lo que ella sabía”, en referencia a su hermana y aludiendo a los supuestos abusos sufridos por ella durante años.

En ese momento, se dio la circunstancia de que la joven recibió otro mensaje de su padre que supuestamente le coaccionaba para que regresara a la vivienda familiar, con la amenaza de “hacerle daño a su hermana, incluso algo peor”.

Según lo manifestado, la víctima habría sufrido abusos sexuales por parte de su padre desde que tenía once años. Como consecuencia de la prolongación de estos hechos en el tiempo y debido a la edad, la joven “habría normalizado la situación”, según la Policía.

Ante el posible peligro que podría correr la menor, los agentes rápidamente localizaron al padre y lo detuvieron como presunto autor de un delito de abuso sexual y coacciones, y entregaron a la hermana pequeña a la hija denunciante.