Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), ha hecho importantes declaraciones sobre la política monetaria del BCE y la situación actual de la inflación en Europa. Durante una entrevista en RNE, que ha sido recogida por Europa Press, De Guindos ha destacado que no existe un calendario fijo para la reducción de los tipos de interés, ya que estas decisiones dependerán de la evolución de la inflación y los datos económicos relevantes.

Sin Calendario para la Reducción de Tipos de Interés

El vicepresidente del BCE ha enfatizado que la institución “no tiene ningún tipo de calendario” para bajar los tipos de interés. La prioridad del BCE es asegurarse de que la inflación converja hacia su objetivo del 2%, antes de considerar una reducción de los tipos de interés.

Optimismo sobre la Tendencia Inflacionaria

De Guindos ha expresado optimismo respecto a la tendencia descendente de la inflación, mencionando que “ha bajado mucho” y seguirá moderándose. Según él, las tendencias subyacentes indican una evolución a la baja, lo que considera buenas noticias, especialmente para aquellos con ingresos más reducidos.

Factores de Riesgo y Crecimiento Salarial

A pesar del optimismo, el vicepresidente del BCE ha reconocido la existencia de riesgos, como la crisis en Oriente Próximo y el Mar Rojo, que podrían afectar los costes de transporte. Además, ha señalado la evolución de los costes laborales unitarios, en un contexto donde los salarios están creciendo por encima del 5% aunque con una desaceleración y diferencias entre países del norte y del sur de Europa.

Empresas Absorbiendo Aumentos de Costes Laborales

Interesantemente, De Guindos ha observado que en Europa, los márgenes empresariales han crecido menos, y que la subida de los costes laborales unitarios está siendo absorbida en parte por los beneficios empresariales y no se está trasladando completamente a los precios. Esto es una evolución positiva, según el vicepresidente del BCE.

La entrevista con Luis de Guindos deja claro que el BCE está monitoreando de cerca la situación inflacionaria y económica en Europa. Aunque no se ha establecido un calendario fijo para la reducción de los tipos de interés, el BCE está dispuesto a actuar en función de cómo evolucionen los datos económicos y la inflación. Las próximas proyecciones económicas serán claves para determinar las futuras acciones del BCE en términos de política monetaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí