En la última década, WhatsApp, la red de mensajería por excelencia, ha sumado millones de usuarios a lo largo del tiempo. Tanto es así que WhatsApp a día de hoy cuenta con más de 2.000 millones de usuarios en activo, una cifra realmente alta. La aplicación de mensajería instantánea se ha convertido en un blanco fácil para cualquier tipo de hacker informático.

Al contar con tantos beneficiarios obviamente es más fácil para los estafadores entrometerse en el perfil de las personas más ingenuas. Y es que los modelos de persona que más suelen atacar los estafadores son los de los parientes de los hijos, sobre todo el de las madres, ya que suelen mostrar más preocupación por ellos.

En los últimos días, está circulando por la red de mensajería instantánea un mensaje falso desde un número desconocido en el que se enuncia que al hijo “se le ha perdido el móvil” o que “se le ha roto el móvil” y posteriormente se les solicita una cifra de dinero.

Primeramente, los delincuentes comienzan enviando un mensaje de “Hola mamá” para asegurarse de que la madre ha caído en el cebo. Posteriormente, continúan con una conversación de tesitura alegre para ganarse la confianza de la madre y, después de entretenerla, estos alegan que necesitan dinero para ir a comprarse cualquier cosa para que la madre termine enviando el dinero al estafador que está detrás de la pantalla.

Los Mossos d’Esquadra han alertado de este fraude a la ciudadanía a través de su cuenta oficial de Twitter para evitar posibles ilicitudes en la red social y sostienen que la forma más eficaz de evitar estos fraudes es bloquear el número de teléfono desconocido.