factura de la luz se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los españoles en los últimos meses. Los precios de la electricidad llevan disparados mucho tiempo, se agravaron con la invasión de Ucrania por parte de Rusia y ya el IPC se ha disparado. De ahí que sean muchos los que tienen que enfrentarse a precios desorbitados que hasta ahora nunca habían visto en la factura eléctrica.

Aprovechando esta situación, los delincuentes y estafadores han recuperado un método ya antiguo para robarte en la electricidad, aprovechando en este caso que los consumidores dan por hecho que la factura va ser más alta de lo habitual. Se trata del clásico método del ‘puenteo’, con el que los estafadores te cargan a tu factura su consumo eléctrico o incluso llamando a tu vivienda avisando de una falsa subida y así aprovechar para entrar y robar.

Otro método es que los ladrones intentan hacerse con los datos personales de las personas a través de WhatsApp, mensaje de texto, correo electrónico, llamadas telefónicas o incluso llamando a su propio hogar, normalmente haciéndose pasar por sus propios bancos, compañías telefónicas, Microsoft, Carrefour, Bizum, Correos, DGT, Bitcoin, etc.

¿Cómo evitar ser estafados?

Por eso, es muy importante verificar quién es nuestro interlocutor antes de aportar cualquier dato personal o contraseña. Según explica la propia Guardia Civil en su página web, “los estafadores estudian a sus víctimas, y buscan a las que pueden ser más vulnerables, así, las víctimas favoritas de los timadores solían ser los turistas, pero en la actualidad estos casos suelen darse en la gente mayor, principalmente, y en segundo lugar los desempleados o personas que tiene más necesidades económicas. Siendo otra de las razones principales del aumento de estos engaños la actual crisis económica”.