La Bienvenida, pedanía de Almodóvar del Campo en pleno corazón del Valle de Alcudia, celebraba ayer domingo el día grande de sus celebraciones en honor a su patrona, la Virgen de las Candelas.

Con la presencia de decenas de personas llegadas del entorno de este territorio dedicado a la ganadería y de antiguos vecinos de la localidad, así como de autoridades del municipio, la jornada dominical contó con varios alicientes.

Los religiosos y de cultos comenzaban a las doce y media del mediodía, con la celebración de la eucaristía en su honor y procesión posterior, acompañada por la banda de música del colectivo almodovareño ‘Pablo Sorozábal’.

Una hora más tarde se dispuso un castillo hinchable para los más pequeños, haciendo tiempo para las tres de la tarde, cuando se invitó a todos los asistentes a una comida compartida en el Centro Social.

Ya por la tarde, hacia las cuatro y media, se iniciaba una verbena popular, amenizada con música en directo de orquesta y en el transcurso de la cual fueron entregados los trofeos de los distintos concursos convocados con motivo de estas fechas festivas.

De hecho, la programación organizada por el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo con la colaboración de la Asociación Comunitaria ‘Valle de Alcudia’, se abría el martes con torneos de tenis de mesa y cuatrola, a los que el viernes siguieron los de parchís y futbolín.

VOLVER A PORTADA