Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este jueves el techo de gasto del presupuesto de la Junta para 2023, el último de la actual legislatura y que asciende a 7.554 millones de euros, que ha salido adelante gracias a la mayoría absoluta del PSOE en la cámara, ya que tanto PP como Cs han votado en contra.

Se consolida el gasto máximo, el que hubo en pandemia

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de la Junta de Comunidades, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha defendido en el pleno de las Cortes los cálculos realizados por el Gobierno regional, que ha afirmado que tienen dos características, la primera de ellas que consolida el volumen de recursos que la comunidad tuvo en el «momento más álgido de la pandemia, en 2021» y la segunda, la certeza del volumen de ingresos.

De hecho, ha afirmado que Castilla-La Mancha va a percibir el 91 por ciento de los ingresos recogidos en los cuadros económicos, ya que son fondos que proceden del sistema de financiación autonómica, por lo que ha destacado que es «una certeza que contrasta con el contexto económico».