RIC Energy ha recibido ya las autorizaciones ambientales para poner en marcha proyectos de energía fotovoltaica en España con una potencia total de 1.000 megavatios (MW), lo que representa una cuarta parte de la actual cartera de casi 4.000 MW que desarrolla en instalaciones solares, Según las estimaciones de la empresa, con 1000 MWp, se puede generar energía que equivale al consumo de 600.000 hogares. Por lo tanto, con 375 MWp, se podría «abastecer» a 225.000 hogares.

En Castilla La Mancha, se ha recibido la autorización ambiental para poner en marcha tres proyectos con un total de 375 MW que se ubicarán en los municipios de Brazatortas, de 120 MW y de 50 MW, Almodóvar del Campo, de 65 MW, los tres en la provincia de Ciudad Real, así como otro proyecto en Belinchón (Cuenca), de 150 MW.

Castilla-La Mancha  no es la única región donde RIC Energy instalará plantas fotovoltaicas. Castilla y León y La Rioja también han aprobado la construcción de otras tres plantas fotovoltaicas, de 32 MWp, 50MWP y 150 MWp.

La implantación de las plantas fotovoltaicas en CLM

La llegada de estas nuevas plantas fotovoltaicas consolida la apuesta de la región por las plantas que aprovechan la energía solar. La semana pasada, la compañía Elawan Energy anunció que iniciaban la construcción de nueve plantas fotovoltaicas en las provincias de Cuenca y Toledo.

VOLVER A PORTADA