Puertollano abrió el telón del carnaval 2023 con el pregón de Alonso Jiménez Linares y su nombramiento como mascarón en reconocimiento a tres décadas de pasión por el desenfado y la máscara callejera.

Un galardón que recibió de manos de Lorenzo Rodríguez, en presencia del alcalde, Adolfo Muñiz, y del concejal de festejos Jesús Caballero, en un Paseo de San Gregorio repleto de carnavaleros con ganas de fiesta y ante un Monumento al Minero convertido en el Superman puertollanero en el 40 aniversario de su inauguración.

El mascarón con su fiel chiguagua “Arco” en brazo, convertido ya en un imprescindible de los desfiles en los últimos seis años. Un singular dúo a lo José Luis Moreno y Rockefeller, que durante el tiempo de pandemia, defendieron el carnaval puertollanero en el programa televisivo “El concurso del año”.

Alonso Jiménez hizo un recorrido por su trayectoria carnavalera desde que los ochenta y noventa se disfrazaba con lo que “pillaba por casa, yendo por las calle, por las discotecas, pub y bares de la época… con la clásica expresión  a que no me conoces “.

También vivió la transformación de esta fiesta desde el año 2000 con la creación de nuevos grupos, disfraces más elaborados y la participación escolar, con el objetivo de impulsar y hacer crecer esta fiesta, hasta involucrarse de lleno el grupo escolar del Ampa de Salesianos, que le permite seguir dando la oportunidad de transmitir lo que es el carnaval de Puertollano alegría, diversión, sentimientos, imaginación y romper con la monotonía,etc.

La sonrisa es el arma más poderosa

El mascarón reivindicó que la gente de Puertollano en carnaval y durante todo el año necesita divertirse e hizo una llamada a llevar siempre una sonrisa porque la risa es el arma más poderosa. “Vivimos tiempos difíciles. A veces nos quitan las ganas, las fuerzas, la ilusión, pero no por eso podemos dejar que nos quiten las ganas de divertirnos. El Carnaval es tiempo para olvidar los males y entregarse a la diversión”.

Los niños decidirán si esto sigue o no

Un pregón en el que no se olvidó del alcalde y del concejal de festejos, por “animar y potenciar la fiesta, que supone  una bocanada de aire fresco para los puertollaneros”; de la paciencia y aguante de su mujer e hija, de unos padres que le transmitieron la alegría de la vida, de la educación que recibió de Don Bosco de la mano de los Salesianos y de la familia carnavalera del grupo del Ampa de ese centro educativo.

El Mascarón agradeció a agrupaciones, asociaciones carnavaleras y al  Ayuntamiento por la confianza que han puesto en el pregonero, así como a los colegios que hacen que la fiesta cale entre los escolares, que son los que decidirán “si esto sigue o no”, en un pregón que concluyó con unas palabras de recuerdo para Antonio Rodríguez Fernández “Antoñito”, recientemente fallecido.

Un acto inaugural del carnaval 2023 en la Concha de la Música del Paseo de San Gregorio que contó con las actuaciones de las murgas y comparsas locales Agítese antes de usar, comparsa La Victoria y Vaya Trola, y que se cerró con el concierto de La Década Prodigiosa, que repasó algunos de los grandes éxitos de los últimos años.

Todos los carnavaleros disfrutaron de los conciertos con cerveza  y limonada gratuita y los grupos fueron obsequiados con cestas con paletilla de jamón, medio queso, caja de cervezas y refrescos.