El partido Ciudadanos no se presentará a las próximas elecciones generales anticipadas del 23 de julio, en las que tampoco apoyará a ningún otro partido, tras los débiles obtenidos en los comicios autonómicos y municipales del domingo.

“La forma más inteligente de defender las ideas y el espacio liberal de España de cara a estas elecciones es que no concurramos en este ciclo electoral mientras nos preparamos para el nuevo escenario político que parece se abrirá en España”, dijo en rueda de prensa el secretario general del partido, Adrián Vázquez.

Ciudadanos obtuvo 1,7 millones de votos y 10 escaños en el Congreso de los Diputados en 2019, pero desde entonces se ha hundido electoralmente y la mayor parte de su apoyo ha sido recogido por el Partido Popular.

Perdió el 90% de los concejales en la votación municipal del domingo, cayendo a 392 de los 2.787 que tenía en 2019, y fue barrido de cada uno de los 12 parlamentos regionales que se sometían a renovación.

“El mensaje de las elecciones ha sido muy claro. (…)  Hemos llegado a la conclusión de que los españoles no nos ven como una buena alternativa transformadora”, dijo Vázquez, que añadió: “El comité nacional ha decidido que no concurramos en este ciclo electoral mientras nos preparamos para el nuevo escenario político”.