Carlos Alcaraz se despidió de Wimbledon en octavos de final. El italiano Jannik Sinner puso el punto final a la segunda participación del tenista murciano en la Catedral del tenis.

Ahora, Sinner se medirá a Novak Djokovic por un puesto en semifinales. Precisamente Carlos Alcaraz fue preguntado por un periodista sobre el jugador serbio y sobre un hipotético cruce en cuartos de final, algo que ya no se producirá.

El periodista cuestionó a Alcaraz sobre si, en caso de pasar de ronda y jugara contra Djokovic, hubiera tenido opciones de ganar. La reacción del jugador murciano dejó claro que no se esperaba tal pregunta.

“No puedo contestar a eso. Porque he perdido, sabes. No puedo contestar eso”, indicó Alcaraz.

En otro orden de cosas, Alcaraz reconoció que no comenzó bien su partido ante Sinner y que los nervios estuvieron presentes en su partido en la central del All England Club.

“La pista central me ha impuesto bastante”

No he empezado bien. He empezado muy nervioso. He cometido muchos errores en los dos primeros sets. Jannik ha jugado muy bien, mejor que yo. Empezar 2-0 es un hándicap, es muy complicado darle la vuelta. No aproveché mis oportunidades en el cuarto, perdí muchos puntos de ‘break’. En Roland Garros también empecé muy mal. Tengo que mejorar con eso”, admitió Alcaraz.

“No venía con muchas expectativas. Me voy con la cabeza alta, me voy tras un gran partido con Sinner, sabiendo lo que tengo que mejorar, que es mucho, sobre todo en los Grand Slam. Me voy bien por haber sido capaz de intentar darle la vuelta”, añadió Alcaraz.

Sobre qué tiene que mejorar, Alcaraz destacó “la estabilidad mental”.

“Hoy como en muchos partidos ha habido muchos altibajos. A veces juego bien, a veces juego mal. Saber manejar los nervios mejor, la pista central me ha impuesto bastante. Me ha impuesto la esencia, lo que hay detrás de esa pista. Saber todos los partidos que se han jugado aquí. Se le dice la catedral del tenis”, admitió Alcaraz.