Una nueva medida orientada a la lucha contra la despoblación que complementa las ayudas, anunciadas el pasado 13 de octubre, para apoyar la consolidación y creación de empleo en los tres territorios a través de una reducción del 5% en la cotización por contingencias comunes de las empresas en todos los contratos indefinidos existentes en el ámbito provincial, del 15% en los nuevos contratos indefinidos y del 20% en nuevos contratos indefinidos en empresas situadas en municipios de hasta 1.000 habitantes.

“Se trata de un paquete integral de medidas que, por un lado, impulsarán la inversión y, por otro, potenciarán la creación de nuevos empleos” en esas zonas, “incluyendo a los trabajadores autónomos que inicien su actividad”, ha explicado Escrivá durante su intervención. “Son políticas alineadas con las mejores prácticas internacionales, como las que se aplican en Escocia, Laponia o Suecia”, ha añadido el ministro.

Estas medidas se adoptan en el marco del nuevo Mapa de Ayudas de Finalidad Regional aprobado por la Comisión Europea, que establece las intensidades de las ayudas para las provincias con una población por debajo del umbral de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado.