Estos robots de Goggo Network se han paseado este lunes por las calles de Zaragoza. Son repartidores de comida a domicilio y de momento, están en fase de prueba. Si todo va bien, en unos meses, más de 80 androides como estos trabajarán en la ciudad. Habrá que acostumbrarse. Todo apunta a que cada vez será más habitual ver a este tipo de robots moviéndose entre nosotros. Y no solo en la calle, sino también en hospitales, hoteles o supermercados.

Difícil es que no los hayan visto, porque están conquistando nuestras ciudades. En Zaragoza ya podemos verlos repartir, pero los hay por todo el mundo. Recorren la ciudad de día y de noche. Comparten espacio con peatones y coches con un único objetivo: entregar pizzas o cafés en un radio de seis kilómetros.

Cada vez son más las compañías que hacen uso de robots con inteligencia artificial para hacer envíos. Los sensores les llevan por las ruta marcada y sus ruedas les permiten trabajar en cualquier época del año. El tradicional vendedor ambulante también tiene su versión renovada: una furgoneta que porta todo tipo de productos allá donde queramos.

Robots con inteligencia artificial para los envíos

Los robots se mueven de forma autónoma o teledirigida dependiendo de la situación. Goggo contará con operadores humanos que supervisarán y gestionarán a los robots mientras se mueven de manera autónoma. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azón, ha explicado que “el desembarco de una nueva empresa innovadora en nuestra ciudad, con esta iniciativa que es pionera en España, es un ejemplo más del espíritu implantado desde el área de Servicios Públicos y Movilidad y de este Gobierno”.

“Queremos que Zaragoza sea una referencia, una ciudad donde se pueda experimentar con la más avanzada tecnología, la más sostenible, la más respetuosa con el medio ambiente y la más vanguardista”, ha agregado Azcón.

Este tipo de robots marcan las pautas del futuro. Stewart es otro robot con inteligencia artificial que lleva materiales entre departamentos. Eso cuando no está de habitación en habitación en un hotel. No obstante, en los hospitales la función de los robots es mucho más cercana. Acompañan a los pacientes o les llevan los medicamentos necesarios en cada caso.

VOLVER A PORTADA