Amazon sube las apuestas de su ajuste de personal. El director ejecutivo de Amazon, Andy Jassy, ha comunicado que despedirá a más de 18.000 trabajadores, aumentando la cifra que la compañía habría estado valorando según informaciones publicadas a finales del año pasado. El CEO del gigante estadounidense del comercio electrónico ha confirmado este miércoles esta información, que ratifica las informaciones publicadas previamente por el periódico ‘Wall Street Journal’. Por el momento, se desconoce la cifra total de despidos que tendrá lugar en las oficinas de Amazon en España, donde la firma cuenta con 20.000 empleados fijos.

“Normalmente esperamos para comunicar estos resultados una vez hemos podido hablar con las personas directamente afectadas. Sin embargo, como uno de nuestros compañeros de equipo filtró esta información al exterior, decidimos que era mejor compartir esta noticia antes para que puedan conocer los detalles directamente de mi boca“, ha explicado Jassy. “Tenemos la intención de comunicarnos con los empleados afectados (o, en su caso en Europa, con los órganos de representación de los trabajadores) a partir del 18 de enero“, ha agregado, tal y como consta en un comunicado.

No obstante, Jassy ha querido remarcar que la compañía ha resistido dificultades económicas inciertas en el pasado. “Estos cambios nos ayudarán a perseguir nuestras oportunidades a largo plazo con una estructura de costes más sólida”, ha afirmado. “También soy optimista y creo que seremos ingeniosos, creativos y ágiles en este tiempo en el que no estamos contratando de forma expansiva y eliminando algunas funciones”, ha expresado, antes de destacar que “las empresas que duran mucho pasan por distintas fases”.

El gigante estadounidense del comercio electrónico estaba valorando en noviembre recortes de empleo entre sus plantillas de trabajadores corporativos y tecnológicos de hasta 10.000 empleados, según el diario ‘The New York Times’, citando fuentes conocedoras de los planes de la empresa. Según la filtración de información, los recortes solo se concentrarían en la organización de dispositivos del gigante de ecommerce, donde está incluida la asistente de voz Alexa, en la división minorista y en recursos humanos. Se trata del mayor ajuste de personal de la historia de Amazon y representará aproximadamente el 3% de sus empleados y menos de un 1% de sus trabajadores en todo el mundo, que conforman un total de 1,5 millones.

VOLVER A PORTADA