Alberto Núñez Feijóo consolida su ventaja pero Sánchez logra frenar su estrepitosa caída

Alberto Núñez Feijóo consolida su ventaja demoscópica: el líder del PP ganaría las elecciones generales si se celebraran en estos momentos. Los populares obtendrían entre 137 y 138 diputados con el 31,9 por ciento de los votos, frente a un PSOE que ha frenado su caída y que contaría con el 25,6 por ciento de los sufragios y 102 asientos en el Parlamento.

El impuesto a los ricos parecen haber dado un pequeño balón de oxígeno al PSOE, que recupera ligeramente el terreno perdido en las encuestas de los últimos meses. Así lo corrobora tanto el sondeo de Sigma Dos para el diario El Mundo, sin embargo, sigue certificando la victoria del PP, así como una holgada mayoría absoluta de la derecha en las urnas.

Según el sondeo, los populares necesitarían el apoyo de Vox, que obtendría 42 diputados, para poder gobernar con mayoría absoluta, que requiere 175 escaños. En la encuesta, recogida por Efe, Feijóo también supera a Sánchez como líder más valorado, con una nota de 4,2 frente al 3,8 del líder socialista quien sin embargo ve cómo se detiene la caída de su partido y supera los 100 representantes con respecto a la encuesta de julio, después de que el PSOE perdiera las elecciones andaluzas.

Desde que Feijóo sustituyó a Pablo Casado en la presidencia, el PP ha mejorado sus expectativas de voto aunque todavía sin aproximarse a la mayoría absoluta.

El partido de Santiago Abascal, en cambio, pierde fuerza aunque se mantendría como tercera fuerza política con el apoyo del 14,1 por ciento de los electores.

Unidas Podemos perdería un escaño respecto a la encuesta de septiembre y se quedaría con 24, 11 menos que los obtenidos en 2019. Los socios de gobierno reunirían ahora 126 escaños, lo que supone una pérdida de 29 desde la última cita con las urnas.