tres muertos y varios heridos, uno de ellos se encuentra en estado muy grave, según informa la oficina del sheriff del condado de Washington.

Uno de los policías y el sospechoso de ejecutar el tiroteo también están heridos. El presunto autor de la matanza ha huido en un primer momento, pero pco después los agentes lo encontraron en su vehículo y se produjo otro tiroteo entre ellos.

“Ambos resultaron heridos y fueron transportados para recibir atención médica. Múltiples agencias federales, incluidos el FBI y la ATF (Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos), han respondido para ayudar en la investigación del incidente. No hay una amenaza activa confirmada para la comunidad en relación con este incidente”, explica la publicación de Facebook.

La Policía ha conseguido detenerle y ahora se encuentra ingresado en un hospital por las heridas. Los medios locales estadounidenses apuntan a que el tiroteo se habría producido en una fábrica.

Se trata de otro tiroteo masivo que se produce en Estados Unidos después del que se produjo en un colegio de Uvalde, en Texas, donde fallecieron 21 personas, 19 de ellos niños.