Airbnb, la plataforma digital dedicada a la oferta de alojamientos particulares y turísticos, ha comunicado que implementará una innovadora tecnología “contra las fiestas”. El objetivo de ésta es tomar medidas severas contra los huéspedes que destrozan las casas que reservan y molestan a los vecinos, y de esta manera proteger a los propietarios.

“El principal objetivo es intentar reducir la capacidad de organización de fiestas no autorizadas que afecten negativamente a nuestros anfitriones, vecinos y las comunidades a las que servimos” ha declarado la compañía en dicho comunicado. “Esta medida es clave para garantizar un compromiso con nuestra comunidad de anfitriones, que respetan a sus vecinos y no quieren responsabilizarse de los desperfectos ni de otros problemas causados por esta clase de fiestas”

Esta tecnología, que se está probando en Australia desde octubre de 2021 con éxito, tendrá en cuenta factores como: el historial de opiniones positivas que hayan recibido los huéspedes, el periodo de tiempo en el que hayan estado registrados en la aplicación de Airbnb, la duración de su estancia, o una comparación entre reservas en los días de diario y en el fin de semana, entre otros.

“Hemos visto que los incidentes provocados por fiestas no autorizadas han disminuido en un 35% en las áreas de Australia donde se ha activado esta tecnología” afirma la compañía. Son buenos resultados para un sistema que todavía está en vías de desarrollo, y que Airbnb pretende aplicar en todos el mundo.

La pandemia endureció las condiciones

Hasta la pandemia del coronavirus, Airbnb permitía a los anfitriones fijar sus propias normas con respecto a las fiestas en sus casas. Sin embargo, la compañía siempre ha sido muy estricta con esta cuestión, tanto que incluso llegó a prohibir fiestas en contra de la voluntad de los propietarios.

Desde el año 2019, la empresa de alquiler temporal de alojamientos baneó de forma permanente las fiestas de entrada libre, ya que eran las más problemáticas. En 2020, sin embargo, observaron que el alquiler de casas en la aplicación estaba aumentando por el cierre de bares y clubes a causa de las restricciones para frenar el avance del covid. Para tratar de contener el aluvión de reservas, establecieron una prohibición temporal de fiestas y eventos similares, que se convertiría en permanente en junio de 2022.