El ambiente en las calles de Madrid durante la celebración del Día de la Fiesta Nacional estuvo cargado de tensiones y emociones encontradas. Pedro Sánchez, presidente del gobierno en funciones, no fue recibido con agrado por una parte del público presente.

Llegada de las Autoridades

Los reyes Felipe y Letizia, junto a la princesa Leonor, hicieron su aparición minutos después de Sánchez, aproximadamente a las 11 horas. A diferencia del presidente, los monarcas fueron recibidos con vítores y aplausos por los ciudadanos congregados alrededor de la Plaza de Neptuno, quienes ondeaban con entusiasmo banderas y banderines de España.

Por otro lado, Sánchez, quien descendió del coche antes de llegar a la zona prevista, fue blanco de silbidos, abucheos y gritos de “fuera, fuera” y “que te vote Txapote”, a pesar de la considerable distancia entre él y los manifestantes.

Cambio de Ubicación del Desfile

El recorrido de la marcha este año se trasladó desde el Paseo de la Castellana hasta el del Prado y Recoletos. Según fuentes gubernamentales, este cambio no buscaba mitigar los posibles silbidos dirigidos a Sánchez. A su llegada, los reyes fueron recibidos con honores militares, y acto seguido, don Felipe pasó revista al Batallón de Honores de la Guardia Real.

Participación de la Princesa Leonor

La princesa Leonor, vestida con el uniforme militar, se presentó junto a sus padres, marcando un hito en las celebraciones de la Fiesta Nacional. La joven princesa ha estado ausente en eventos similares durante los últimos dos años debido a sus estudios en Gales, Reino Unido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí