La subida de impuestos que ha anunciado S谩nchez a trav茅s del poco transparente  documento que ha enviado a Bruselas en relaci贸n a los aut贸nomos y dentro del Plan de Recuperaci贸n, supone un 鈥渟ablazo鈥 en toda regla a este colectivo y, desde mi punto de vista, un empuj贸n hacia debajo de la econom铆a espa帽ola, teniendo en cuenta la elevada proporci贸n que la peque帽a y mediana empresa tiene en el conjunto del tejido empresarial espa帽ol.

El objetivo te贸rico de esta reforma es conseguir una mayor trasparencia y proporci贸n entre las cuotas que pagan los aut贸nomos y sus ganancias reales. Objetivo que vemos razonable y justo, adem谩s de recomendado por el Pacto de Toledo. Otra cosa es cuando nos detenemos a mirar la cantidad o tipo que se les pide adem谩s, claro est谩, de no es el 煤nico gasto/impuesto sino que tiene su 鈥渃omplemento鈥 con el IRPF (Declaraci贸n de la Renta) que, como todo hijo de vecino, ha de pagar, pero sin olvidar que todo sale del mismo bolsillo.

Hasta la fecha el aut贸nomo pod铆a pagar una cuota m铆nima es de 286,15鈧 mensuales que correspond铆a a una base de cotizaci贸n de 944鈧 al mes y, dependiendo de la edad, pod铆a elegir entre unas bases m谩ximas y m铆nimas que se determinaban cada a帽o en los Presupuestos Generales del Estado, de forma que, una vez elegida la base de cotizaci贸n, se  aplican a ella los porcentajes correspondientes a las opciones de cobertura que hubiera elegido cada aut贸nomo. Es decir, el aut贸nomo determinaba, voluntariamente, su base de cotizaci贸n dentro de unos l铆mites determinados, de forma que la cuota oscila entre la m铆nima de 289 euros y la m谩xima de 1.245 euros. En estos d铆as, ya que se aplicar谩 de forma inminente -mes de junio- el Real Decreto-ley del 28 de diciembre de 2018, los aut贸nomos se van a ver afectados por una subida de unos 100鈧 anuales, derivada de que, en dicho decreto-ley, se contemplaba un incremento de los tipos de cotizaci贸n del trabajador aut贸nomo por contingencias profesionales y cese de actividad en 2019, 2020 y 2021 y que fue retrasado en su aplicaci贸n como consecuencia de la pandemia y el estado de alarma

La propuesta que el gobierno ha enviado a los agentes sociales (patronal y sindicatos) que no a las asociaciones de aut贸nomos, entrar铆a en vigor en 2023 y tendr铆a un per铆odo transitorio de aplicaci贸n de 9 a帽os. En ese documento se establecen 13 tramos que van, el primero, desde aquellos cuyos ingresos son inferiores a 3.000鈧, hasta el 煤ltimo tramo, cuando los beneficios son superiores a  49.000鈧.  Estos 13 tramos suponen una media de tributaci贸n/cotizaci贸n del 38,7% de los ingresos.

La cuesti贸n, sin embargo, es que esta subida de la cotizaci贸n a la Seguridad Social no se puede aislar del pago que todo trabajador y, por tanto el trabajador por cuenta propia o aut贸nomo, ha de hacer a Hacienda, Es decir el IRPF o Declaraci贸n de la Renta), ya que ambos han de salir del mismo bolsillo. As铆 resulta que un peque帽o empresario que facture m谩s de 47.000鈧 ha de abonar, entre IRPF y cotizaciones a la Seguridad Social, m谩s del 50%, es decir, unos 25.000鈧; o que otro peque帽o empresario que  gane menos de 3.000鈧 haya de destinar m谩s de 1.000鈧 (36%) a este tipo de impuestos, aunque est茅 exento de IRPF. Ante esta realidad nos preguntamos: 驴Es eso una tributaci贸n m谩s o menos subida, o por el contrario es una confiscaci贸n como lo ha calificado ATA (Federaci贸n Nacional de Asociaciones de Trabajadores Aut贸nomos) al sumar estos dos tipos de impuestos? 驴Habr谩 muchos peque帽os empresarios dispuestos a pagar la mitad de los que ganan? 驴Ocurre lo mismo con los dem谩s contribuyentes que no son empresarios sino trabajadores o empleados? Mi impresi贸n es que no.

Con el fin de que pueda verse con mayor claridad cuanto decimos y tomando como ejemplo el de trabajador por cuenta propia que obtuviese unos ingresos superiores a 47.000鈧, se encontrar铆a con que la Administraci贸n ha establecido dos tramos: entre 47.000 y 48.841鈧; y entre 48.841 y 49.000鈧. En el primer caso habr铆a de pagar a la Seguridad Social 11.200鈧 m谩s la retenci贸n por IRPF (24,24%), que asciende a 11.391,2鈧, es decir, le quedar铆an unos ingresos de 24.388,8鈧. Si est谩 en el tramo siguiente, la cotizaci贸n a la Seguridad Social subir铆a a 12.900鈧 y la retenci贸n por IRPF a 12.077,9鈧, lo que supone que ha tenido que pagar un 51,2% de su rendimiento y le quedar铆an en casa 23.863,1鈧, o, lo que es igual, menos de la mitad de lo que ha ganado.

Mas sangrante es, si cabe, el caso antes citado del aut贸nomo con pocos ingresos, el que gana una cantidad inferior a 6.000鈧, es decir por debajo del SMI (Salario M铆nimo Interprofesional) que ha de pagar 1.080鈧; o el de aquel que llega a los 12.600鈧 de ingresos -igualmente por debajo del SMI- que habr铆a de cotizar la nada despreciable cantidad de 3.540鈧.

Ante este proyecto yo me pregunto si es el momento adecuado para adoptar esta medida teniendo en cuenta la alta proporci贸n que tiene, dentro de estos aut贸nomos, la hosteler铆a y el peque帽o comercio que figuran entre los sectores m谩s afectados por la pandemia. A mi entender, la pol铆tica a seguir deb铆a tener el signo contrario, como se ha hecho en la mayor铆a de los pa铆ses europeos:聽 bonificar a estos colectivos con el fin de que no bajen la persiana y puedan mantener la actividad y con ello el empleo.

Juan Antonio Callejas Cano

  • Diputado nacional por Ciudad Real
  • Grupo Parlamentario Popular
  • Portavoz del Partido Popular en la provincia de Ciudad Real.

@jacallejascano

Las opiniones vertidas en este art铆culo son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de este Multimedio.