Una Pérdida Lamentable en el Puente de Baltimore

El 26 de marzo de 2024 marcó un día sombrío para la ciudad de Baltimore y el estado de Maryland. Jeffrey Pritzker, Vicepresidente Ejecutivo de Brawner Builders, la empresa de construcción responsable de los trabajadores en el puente de Baltimore, anunció la trágica pérdida de seis personas desaparecidas después de que un barco portacontenedores colisionara con la estructura, causando su colapso.

Esperanza Contrarrestada por la Realidad

Pese a las esperanzas mantenidas por el gobernador de Maryland, Wes Moore, quien en rueda de prensa subrayó la posibilidad de encontrar con vida a la tripulación, la Guardia Costera de Estados Unidos suspendió las operaciones de búsqueda y rescate. El contralmirante Shannon Gilreath declaró que, dadas las circunstancias, ya no se cree posible hallar supervivientes.

Reacciones Oficiales ante la Catástrofe

El gobernador Moore describió el cese de la búsqueda como una “conclusión realmente desgarradora” para un día lleno de desafíos, enfatizando el uso de “todos los recursos posibles” en el esfuerzo. Por otro lado, el secretario de la Policía de Maryland, Roland Butler, señaló las peligrosas condiciones para los rescatistas, complicadas por corrientes cambiantes y mala visibilidad.

Víctimas y Soporte Internacional

El Ministerio de Exteriores de Guatemala informó que entre los desaparecidos se encuentran dos ciudadanos guatemaltecos, formando parte de un grupo diverso que también incluiría personas de México, Honduras y El Salvador. Esta tragedia ha movilizado apoyo y solidaridad internacional hacia las familias afectadas.

Investigación sobre el Incidente

La tripulación del barco ‘Dali’ había emitido un ‘mayday’ antes del desastre. Se reveló que un apagón total precedió a la colisión, desactivando el motor y la energía eléctrica de la embarcación, lo que impidió maniobras evasivas efectivas.

Respuesta del Gobierno Federal

En respuesta al incidente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció una propuesta para que el Gobierno federal asuma los costos de reparación del puente, solicitando el apoyo del Congreso.