La ministra Ione Belarra condena el asesinato: “Los discursos de odio son caldo de cultivo para estos delitos” // El delegado del Gobierno dice que la investigación dirá “si se trata de un crimen homófobo o no”, pero todavía “no se descarta ninguna vía”

La Policía Nacional ha practicado las primeras identificaciones y ya ha tomado declaración a testigos de la paliza que acabó con la vida del joven Samuel en la madrugada del sábado en A Coruña. Sin embargo, todavía no se han producido detenciones. Así lo ha asegurado el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, en una visita realizada este lunes a Ourense, durante la cual ha insistido en que será la investigación, que sigue su curso, la que determine “si se trata de un crimen homófobo o no”, ya que todavía “no se descarta ninguna vía”. “Se está trabajando en todas las vías posibles, (la investigación) está en esa fase primera, hablamos de tan solo 24 o 48 horas, y se están tomando declaraciones a todos los testigos. Y a partir de ahí sabremos si se trata de un crimen homófobo o no”, ha recalcado.

Por el momento solo “hay ciertas identificaciones” de personas relacionadas con la muerte de Samuel en base a los testimonios recabados y al visionado de las cámaras de seguridad en la zona, pero el delegado del Gobierno ha querido “aclarar y dejar bien claro que no hay detenidos”. En este sentido, Miñones ha llamado a la “responsabilidad” y ha pedido “tiempo” para “dejar trabajar” a la Policía, porque “estas horas son claves en la investigación”. “Los detalles van a ser muy importantes y por lo tanto creo que debemos a la familia y a la sociedad esclarecer los hechos y poner ante la justicia a aquellos que han llevado a cabo este crimen”, ha subrayado.

“ABSOLUTA CONDENA”

El delegado del Gobierno ha aprovechado para mostrar su “absoluta condena” a esta “brutal agresión” que ha acabado con el joven de 24 años: “En la sociedad en la que estamos no se puede permitir lo que ha ocurrido este fin de semana”. Así, Miñones también ha trasladado todo su “afecto, cariño y acompañamiento” a la familia, con la que tratará de hablar “a lo largo de la mañana” de este lunes. Esta paliza mortal, ocurrida en la Avenida de Buenos Aires de A Coruña pasadas las 3,00 de la madrugada del sábado, continúa bajo la investigación de la Policía Nacional y bajo el secreto de sumario decretado por el juzgado. A lo largo del fin de semana, las redes sociales se han llenado de mensajes bajo el hashtag ‘#JusticiaParaSamuel’ y en la jornada de este lunes ciudades de toda Galicia y España vivirán manifestaciones en repulsa de este crimen, ante la posibilidad de que se haya tratado de un ataque homófobo.

Ione Belarra: “Los discursos de odio son caldo de cultivo para estos delitos”

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha condenado el asesinato “al grito de maricón” del joven Samuel, en la madrugada del sábado en La Coruña, y ha denunciado los “discursos de odio” que son “el caldo de cultivo para que ocurran estos delitos de odio”. La Policía Nacional ha practicado las primeras identificaciones y ya ha tomado declaración a testigos de la paliza que acabó con la vida del joven Samuel en la madrugada del sábado en A Coruña. Sin embargo, todavía no se han producido detenciones. Así lo ha asegurado el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, durante una visita realizada este lunes a Ourense, durante la cual ha explicado que “no se descarta ninguna de las vías” en relación a si se trata de un crimen homófobo.

El caso sigue bajo la investigación de la Policía Nacional, que continúa con el visionado de las grabaciones de las cámaras de la zona, y bajo el secreto de sumario decretado por el juzgado. “Toda mi solidaridad y apoyo a la familia de Samuel, el joven asesinado al grito de ‘maricón’ este fin de semana en A Coruña. Los discursos de odio son el caldo de cultivo para estos delitos de odio que no pueden tener cabida en una sociedad democrática. Vamos a trabajar desde el Gobierno para que todas las personas vivan vidas vidas libres de violencia”, ha subrayado Belarra.

Así se ha pronunciado la ministra este lunes 5 de julio en el marco de la firma de un convenio que facilitará realizar acciones de colaboración conjunta entre la Inspección de Trabajo y Seguridad Social e Injuve para mejorar las condiciones laborales de las personas jóvenes. Belarra ha precisado que se vive “un momento especialmente delicado” en España “de repunte de asesinatos y agresiones de género y racistas, y ahora este fin de semana al grito de maricón”. En este sentido, y también ante el repunte de la violencia machista, la ministra ha advertido de que “no caben medias tintas” y que el país tiene que estar “posicionado con todas las fuerzas políticas contra este tipo de violencia”. “Una de las cuestiones más graves es la normalización de los discursos que cuestionan la violencia machista y la violencia LGTBI”, ha avisado, al tiempo que ha puesto de relieve que este rechazo a estas violencias se demostró el pasado sábado con “un Orgullo LGTBI masivo”.