La Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha ha acordado adoptar medidas especiales en la ciudad de Toledo para frenar la expansión de la COVID-19, en vigor desde este jueves y por un plazo de 14 días, como el cierre de los hogares de jubilados y la supresión de las visitas a las residencias de mayores, salvo por causas de fuerza mayor. 

En un comunicado de prensa, la Consejería de Sanidad también ha especificado que se cierran los centros colectivos de sociedades recreativas y culturales, mientras que en bares, restaurantes y establecimientos de hostelería similares, el aforo se reducirá al 50 por ciento del máximo que tuvieran establecido previamente para consumo en el interior del local.

Las terrazas de bares y restaurantes reducirán su aforo al 75 por ciento del máximo que tuvieran establecido previamente, manteniendo en todo momento el resto de medidas establecidas en la normativa en cuanto a distancias de seguridad y agrupación.

También se suspende cautelarmente la actividad en los Centros de Día y Servicios de Estancias Diurnas y las visitas sociales en Residencias de Mayores, Viviendas Tuteladas de Mayores y Centros Sociosanitarios. 

La entrada en estos centros de personas ajenas a los mismos se limitará a lo estrictamente necesario y no se permitirán salidas de residentes salvo por razones de fuerza mayor. 

Al reingreso, deberán permanecer en cuarentena durante 14 días con realización de PCR al principio y final de la cuarentena.

A los trabajadores que tras su periodo vacacional se incorporen a las residencias de ancianos y viviendas tuteladas se les realizará, como paso previo a su incorporación, una PCR para descartar la infección por COVID-19.

Respecto a las actividades religiosas de ámbito social, todas las celebraciones religiosas limitarán el aforo al 50 por ciento de su capacidad habitual, siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento interpersonal y se restringe el número de personas en velatorios y cortejos fúnebres a un máximo de 10.

Se restringe el número de personas en eventos sociales tales como bodas y bautizos a un máximo de 25.

Por otro lado, también se ha acordado la suspensión de eventos deportivos con asistencia de público promovidos por el Ayuntamiento, por asociaciones, peñas o por particulares y se podrá valorar su autorización en el caso de realizarse sin asistencia de público.

Se establece un aforo máximo del 50 por ciento en cines, teatros y auditorios y también del 50 por ciento en bibliotecas, museos y visitas a monumentos.

Los hoteles sólo podrán contratar el 75 por ciento de su capacidad y el uso de sus zonas comunes se verá limitado en su aforo al 50 por ciento.

Se procede al cierre de piscinas municipales y otras instalaciones recreativas de este tipo de uso público, independientemente de su titularidad, mientras que las piscinas comunitarias de bloque de edificios no podrán superar el 25 por ciento de su capacidad.

También se han suprimido los espectáculos taurinos y se han suspendido mercadillos y mercados al aire libre.

Los supermercados y centros comerciales limitarán su aforo al 50 por ciento, manteniendo las mismas condiciones de higiene previstas para el pequeño comercio.

Se recomienda a la ciudadanía la limitación de los encuentros sociales fuera del grupo u convivencia estable y se recomienda a la ciudadanía que los encuentros sociales se limiten a un máximo de 10 personas incluyendo convivientes.