Tras tres horas de conversaciones en la mañana de este lunes, Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez han avanzado “en la renovación conjunta del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional“, según ha afirmado el dirigente popular tras reuniones con Sánchez.

El encuentro ha comenzado a las diez y media de la mañana de este lunes y, tras su finalización, Feijóo ha explicado en las redes sociales que hay “avances” y que confía “en que también sea posible una reforma judicial, como pide la UE y como pide el PP desde hace meses“.

Es decir, el líder del PP ha reconocido por escrito que no habría obtenido en esta reunión su objetivo de que el Ejecutivo se comprometa a cambiar la ley para que los jueces elijan a los magistrados. Una petición que el PP lleva haciendo desde hace meses.

El Gobierno no aclara si reformarán el modelo de elección

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que se ha incorporado a la última hora y media de la reunión, ha salido a la rueda de prensa de La Moncloa donde se ha mostrado partidario de “dar un último intento a la negociación y superar la crisis constitucional”.

Bolaños se ha negado a aclarar si reformarán el sistema de elección del CGPJ, que es el principal punto de fricción con el PP. “El sistema de elección es un asunto que ustedes conocen las posturas”, ha afirmado Bolaños rehusando responder de manera directa y remitiendo a que se le pregunte al PP. Hasta este momento, el Gobierno se ha negado a una reforma y siempre se ha mostrado partidario de reformar el CGPJ con la ley vigente. En esta ocasión, Bolaños no ha mención a las normas actuales.

Bolaños se ha mostrado partidario de mantenerse “discreto y que, cuando haya acuerdos, se comunicarán”. “Ahora empieza la negociación en serio“, ha respondido sin comentar las conversaciones entre Gobierno y oposición durante estos cuatro años.

Malestar en Podemos

Mientras tanto, el socio minoritario del Ejecutivo ha criticado que les hayan dejado al margen de la reunión tras conocerse que PP y PSOE habían sumado a sus negociadores. En Podemos han lamentado que se les haya dejado al margen y no se haya incluido a su representante, Enrique Santiago, a las negociaciones para repartirse el CGPJ.

El portavoz nacional de Podemos, Pablo Fernández, ha recalcado que el diálogo sobre el Poder Judicial debe hacerse con el Gobierno al “completo”, con ellos como “parte protagónica”. “Tenemos que estar en la negociación y estar implica estar”, ha sentenciado.

Fernández ha culpado al PP de querer “impedir” que Podemos sea parte activa en las conversaciones y lo ha tachado de “antidemocrático”. También, ha alertado al PSOE de que no puede permitir una “negociación bipartidista”.

Bolaños, en alusión a Podemos, ha afirmado que ha tenido “una conversación con la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, para informarle del contenido de la reunión y para estar coordinados en esta negociación”. Una forma de quitarle hierro a las críticas del “socio minoritario” y hacerle partícipe del encuentro.