Continua faltando personal para la hostelería en muchos puntos de España. A pesar de que el sector comienza a recuperarse después de los dos largos años de pandemia en los que vieron sus ingresos seriamente recortados, ahora en 2022 arrancan con mejores perspectivas y tienen marcada a la Semana Santa como punto de inflexión para comenzar la recuperación. Sin embargo, muchos empresarios temen que la falta de personal cualificado pueda lastrar esa previsible mejoría.

En Andalucía, más concretamente, en Linares, Jaén, los hosteleros de la zona alertan de la dificultad que están encontrando. Desde hace un mes, llevan publicando ofertas especializadas de camareros con experiencia que están siendo muy complicadas, en ocasiones, de cubrir. Además puntualizan que otro de los problemas es que en las escuelas profesionales de restauración cada vez hay menos alumnos.

Lo mismo sucede en Extremadura. Los empresarios de la zona subrayan dos problemas principales. En primer lugar, la falta de relevo generacional y la segunda le éxodo hacia otras regiones. Eso hace que de cara a la Semana Santa estén haciendo “encaje de bolillos” para asumir toda la carga de trabajo con la actual plantilla de la que disponen.

De Extremadura a Cataluña el problema se extiende. De hecho, a lo largo de toda la zona catalana se buscan unas 1.800 personas para cubrir la falta de personal. Según Adecco, más en detalle, se necesitan perfiles como friegaplatos, camareros o camareras de pisos, de sala, ayudantes de camarero o camarera así como cocineros o cocineras y ayudantes de cocina.

En cuanto a las zonas geográficas dónde más faltan hacen sobresalen la propia ciudad de Barcelona, Garraf, Sitges, Salou y Vilanova i la Geltrú.

La otra polémica de Semana Santa: Las casetas de la feria

Muchos dueños de las míticas casetas de Sevilla alertan que podrían ir a la huelga en los próximos días. Aseguran que la actual reforma laboral y el tipo de contratación que exige no se adapta al tipo de trabajo que se requiera en estos días.

Sin embargo, esta no ha sido la única polémica. Hace una semana se hacía viral en redes sociales la oferta de trabajo para ser camarero en una de estas casetas: 450 € para un trabajo de más de doce horas. Muchos usuarios aprovecharon para denunciar esta oferta mientras que otros justificaban la falta de personal por las malas condiciones de trabajo ofertadas.