Las restricciones nuevas solamente permitirán reuniones de cinco personas

Portugal aumenta el nivel de alerta en todo su territorio a partir de esta medianoche, cuando entrará en vigor el estado de calamidad para reducir a un máximo de cinco personas las reuniones en la calle, en restaurantes y en espacios comerciales, amén de otras restricciones.

La medida fue anunciada por el primer ministro, António Costa, al término de una reunión del consejo de ministros que aprobó cambios para atajar la escalada de coronavirus que vive el país, que suma seis días consecutivos con más de 1.000 casos diarios. “Tenemos que clasificar la evolución de la pandemia en nuestro país como una evolución grave”, dijo Costa, quien apeló a la responsabilidad individual antes de anunciar las decisiones de su gabinete para tratar de estabilizar la curva, que estarán en vigor al menos durante 15 días.

Al pasar del actual estado de contingencia al de calamidad se agravarán las restricciones de reunión, que pasarán a tener un máximo de cinco personas en la vía pública, “entendiéndose que se aplica a otros espacios de uso público de naturaleza comercial o restauración”.

Hasta ahora se permitían reuniones de 10 personas, que quedaban reducidas a cuatro en el caso de centros comerciales o cafeterías y restaurantes.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇