Podemos también encontrar bizcochos enrollados de chocolate u otros sabores, con los rellenos más originales, según los gustos, los países o las tradiciones. ¿Cuál es la clave para que nuestro brazo de gitano nos salga perfecto y sin grietas, con un bizcocho ligero y poroso? Batir la mezcla de huevo y azúcar rápido y fuerte, para que espese, y hornearlo no más de 5 o 6 minutos para que nos quede maleable y no se agriete al enrollarlo. Aunque ya sabéis que los tiempos de horneado son relativos y pueden variar un poco en función de nuestro horno.

Brazo de gitano *

Es importante usar un molde con las medidas acordes a la cantidad de masa para que no nos quede demasiado grueso y sea maleable y no se agriete al manipularlo para darle la forma. Si usamos una mermelada o crema de frutas lo enrollaremos cuando aún está caliente y si lo hacemos con una crema, esperaremos a que enfríe. En esta ocasión haremos un brazo de gitano relleno de mermelada de frambuesas, rápido y sencillo, y perfecto si queremos evitar los rellenos con cremas pues siempre son más sensibles a las temperaturas; pero sentiros libres para hacer el relleno que más os guste y apetezca.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 7 minutos
  • Tiempo total: 37 minutos
  • Raciones: 10
  • Categoría: repostería
  • Tipo de cocina: internacional
  • Calorías: 364 Kcal por ración

Ingredientes del brazo de gitano para 10 personas

Para el bizcocho:

  • 3 huevos
  • 100 g de harina de todo uso
  • 50 ml de leche
  • 100 g de azúcar
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • Mermelada de fresas

Para decorar:

  • Frutos rojos
  • Azúcar glasé
Ingredientes para hacer brazo de gitano *

Cómo hacer el brazo de gitano

Pesamos y medimos los ingredientes y dejamos los huevos a temperatura ambiente una media hora antes de utilizarlos. Ponemos el horno a una temperatura de 200 °C y preparamos el molde donde hornearemos el bizcocho, que en mi caso es de 30×40 cm.

Preparamos el molde para hacer brazo de gitano *

Lo forramos con papel de horno, asegurándonos que quede perfectamente doblado en las esquinas. Tamizamos la harina, añadimos una pizca de sal y reservamos.

Batimos huevos con azúcar *

A continuación, pondremos los huevos y el azúcar en un bol y los batimos vigorosamente, hasta que espesen y hayan doblado su tamaño, para lo cual siempre es mejor hacerlo con un robot o batidora.

Huevos y azúcar doblando tamaño *

Para ayudar a que espesen más rápido podemos también poner el bol sobre un recipiente con agua caliente, pero cuidando que no se caliente demasiado, ya que en ese caso la mezcla se cocería y se echaría a perder.

Incorporamos la harina poco a poco *

Cuando nuestra mezcla esté espesa y deje surcos en la superficie, añadiremos la harina.

Mezclamos la harina poco a poco *

La iremos incorporando poco a poco y mezclando cuidadosamente con una espátula.

Añadimos la mezcla al molde *

Una vez tenemos la masa lista la echaremos en el molde y la extendemos de manera uniforme asegurándonos que cubra bien toda la superficie y llegue bien a las esquinas. La hornearemos en la parte central del horno durante unos 7 minutos, o hasta que veamos que empieza a dorarse ligeramente por la superficie. 

Espolvoreamos azúcar glasé sobre un papel de horno *

Mientras el bizcocho se hornea, en una hoja de papel de horno espolvorearemos azúcar glasé.

Volcamos el bizcocho sobre el papel *

Cuando el bizcocho esté listo, lo retiraremos del horno y con cuidado lo quitamos de la bandeja y lo volteamos encima del papel que tenemos espolvoreado con azúcar. Retiramos el papel sobre el que hemos horneado el bizcocho que nos quedará por encima. En este caso lo vamos a rellenar y a enrollar mientras está caliente, pero si lo rellenásemos de alguna crema, esperaríamos a que se enfriase.

Extendemos la mermelada sobre el bizcocho *

Extendemos la mermelada que tenemos preparada sobre el bizcocho, y ayudándonos del papel, cuidadosamente lo vamos enrollando sobre sí mismo.

Enrollamos el bizcocho *

Podremos enrollarlo por el lado más largo o por el más corto de nuestro bizcocho, en cuyo caso el resultado será un brazo de gitano más largo y fino o uno más ancho y grueso. Hacedlo cómo más os guste. En este caso lo he enrollado por el lado más corto del bizcocho.

Decoramos el bizcocho *

Una vez tengamos  nuestro brazo de gitano listo lo colocamos en una bandeja con la abertura hacia abajo y lo dejamos enfriar. Cuando haya enfriado los espolvoreamos con azúcar glasé y lo decoramos al gusto. Lo serviremos cortado en rodajas y acompañado de frutas, crema batida, nata, un helado o sencillamente solo. 

Vista cenital del brazo de gitano *

Resumen fácil de preparación

  1. Pesamos y medimos los ingredientes y forramos el molde
  2. Encendemos el horno, 200 ºC y tamizamos la harina
  3. Ponemos los huevos con el azúcar en un bol y los batimos de manera enérgica hasta que espesen
  4. Añadimos la harina poco a poco mezclándola con una espátula
  5. Echamos la mezcla en el molde y la alisamos para que quede uniforme
  6. Lo horneamos durante unos 7 minutos
  7. Lo sacamos lo desmoldamos volcándolo en papel de horno recubierto con azúcar glasé
  8. Retiramos el papel sobre el que lo horneamos y lo recubrimos con la mermelada
  9. Ayudándonos del papel lo vamos enroscando sobre sí mismo
  10. Lo dejamos enfriar con la abertura hacia abajo
  11. Lo pulverizamos con azúcar glasé y lo servimos cortado en rodajas

VOLVER A PORTADA