Existe la creencia de que el nombre de los platos cocinados al chilindrón se debe a que en su elaboración se combinan las mejores hortalizas: tomate, pimientos y cebolla, por analogía con el juego de cartas del mismo nombre donde el chilindrón es la jugada maestra con las tres mejores cartas: sota, caballo y rey. Lo cierto es que este razonamiento parte de razón tiene, pues la salsa es pura delicia.

El chilindrón es una preparación muy típica de Aragón, Navarra, La Rioja y País Vasco, pero que a día de hoy se disfruta por todo el país. Aunque generalmente se hace con pollo o cordero, hoy le damos una vuelta de tuerca y te lo presentamos con magro de cerdo. La verdad es que el sabor de la salsa combina genial con esta carne. El conjunto se presta a acompañarlo con arroz o patatas fritas y a dejar el plato limpio con el inevitable placer de mojar pan.

En cuanto a su elaboración, existen dos formas de realizar el chilindrón. La diferencia entre estos dos métodos son los pimientos. En una de ellas se utilizan pimientos rojos y verdes frescos. En la otra, pimientos choriceros, muy típicos también de la zona y que, por si no los conoces, están secos. Aquí encontrarás la receta de la primera manera.

Si quieres hacer el chilindrón siguiendo la segunda versión, habría que sustituir los pimientos rojos y verdes por 3 o 4 pimientos choriceros. Como estos están secos, lo primero que hay que hacer es hidratarlos durante 15 minutos en agua muy caliente. Luego, se les raspa la pulpa y se adiciona a la receta cuando la cebolla está pochada. También hay una versión aún más fácil utilizando 3 o 4 cucharaditas de carne de pimiento choricero de la que ya venden lista para usar.

Magro de cerdo al chilindrón en reposo dentro de la olla

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 1 hora 15 minutos
  • Tiempo total: 1 hora 25 minutos
  • Raciones: 4
  • Categoría: plato principal
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración (kcal): 588

Ingredientes del magro de cerdo al chilindrón para 4 personas

  • 800 g de magro de cerdo troceado para guisar
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 1 cebolla grande
  • 2 pimientos rojos medianos
  • 1 pimiento verde mediano
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 250 g de tomates (natural o en conserva)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 o 2 hojas de laurel (opcional)
  • 250 ml de caldo de carne o agua (aunque también vale agua o caldo de pollo o verduras)
  • 100 g de jamón serrano cortado en tacos (opcional)
Ingredientes del magro de cerdo al chilindrón

Cómo hacer magro de cerdo al chilindrón

Para preparar esta receta necesitaremos unos 800 g de carne magra de cerdo. La podemos adquirir ya cortada y lista para guisar pero, no obstante, antes de nada, revisaremos los trozos y si hay alguno que otro más grande, lo cortaremos para que quede todo más o menos del mismo tamaño. Salpimentamos la carne y dejamos que vaya cogiendo el sazón.

Salpimentar el magro de cerdo

Ahora nos ponemos con las hortalizas. Pelamos y picamos 1 cebolla bien hermosa. También, lavamos 2 pimientos rojos medianos y 1 pimiento verde, les quitamos el pedúnculo, les vaciamos las semillas y los picamos. Cogemos 3 o 4 dientes de ajo, los pelamos y los picamos. Por último, cogemos unos 250 g de tomates, si son naturales los lavamos primero y les quitamos el pedúnculo, los trituramos y los pasamos por un colador para eliminar restos de pieles y semillas.

Cortar las verduras para hacer el chilindrón

Una vez que tenemos todo listo, pondremos una olla a calentar a fuego medio-alto con unas 4 cucharadas soperas de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente pero que no humee, pondremos a dorar la carne. Para no perder la temperatura de la olla y que la carne coja rápido color, haremos este paso en dos veces. Retiramos a un plato y reservamos.

Dorar el magro de cerdo

En el mismo aceite, vamos a sofreír las hortalizas. Ponemos la cebolla y los pimientos, y dejamos que se cocinen a fuego medio por unos 10 minutos, removiendo con frecuencia. Tiene que quedar bien pochado. Luego, echamos el ajo, mezclamos bien y dejamos que se haga 1 minuto o así.

Sofrito de pimiento y cebolla para el chilindrón

Con las hortalizas ya pochadas, volvemos a introducir la carne en la olla junto con todos los jugos que haya soltado durante el reposo.

Reincorporar el magro de cerdo a la olla

Acto seguido, la mojamos con unos 150 ml de vino blanco, subimos un poco el fuego y dejamos cocer por 2 o 3 minutos para que el alcohol se evapore.

Añadir el vino blanco al magro al chilindrón

Echamos el tomate triturado, añadimos 1 o 2 hojas de laurel, mezclamos bien y continuamos la cocción a fuego medio hasta que el tomate haya reducido.

Agregar el tomate al magro al chilindrón

A continuación, cubrimos el guiso con 250 ml de caldo, preferentemente de carne para que aporte sabor, aunque si no tenemos se puede reemplazar perfectamente por otro caldo de ave o verduras e incluso simplemente por agua. Probamos y ajustamos de sal y pimienta teniendo cuidado porque el caldo ya puede estar bastante salado. Tapamos y en cuanto rompa a hervir dejamos cocinar a fuego lento, que haga chup-chup, por 40 minutos o hasta que la carne esté tierna.

Cocción del magro de cerdo al chilindrón

Como último paso, durante los últimos 10 minutos, incorporamos al guiso, si se desea, unos 100 g de jamón serrano cortado en taquitos. Terminamos la cocción, probamos y ajustamos una última vez de sal y pimienta.

Incorporar el jamón al magro de cerdo al chilindrón

Servimos enseguida o dejamos reposar hasta el día siguiente pues ese reposo hace que los sabores se intensifiquen.

Plato de magro de cerdo al chilindrón

Resumen fácil de preparación

  1. Revisar la carne, dividir en 2 los trozos más grandes, salpimentar y reservar
  2. Picar la cebolla, los pimientos y los ajos, y triturar el tomate
  3. Poner el aceite en una olla, calentar, dorar el magro y reservar
  4. En el mismo aceite, sofreír la cebolla con los pimientos unos 10 minutos, añadir el ajo y rehogar 1 minuto más
  5. Volver a meter la carne a la olla con los jugos que haya soltado
  6. Mojar con el vino blanco y cocer 2 minutos que evapore el alcohol
  7. Echar el tomate y el laurel, mezclar bien y cocinar hasta que haya reducido
  8. Cubrir con el caldo, salpimentar, tapar y cocer a fuego lento por 40 minutos
  9. Los últimos 10 minutos, agregar el jamón, probar y corregir de sal
  10. Servir o dejar reposar hasta el día siguiente