Madrid que se ha opuesto al tercer pinchazo en mayores de 70 años a partir del 25 de octubre.

El motivo de esta decisión es que “no hay ninguna evidencia científica” y tampoco “urgencia” en administrar una dosis de refuerzo. “En estos momentos es importante iniciar a finales de octubre la campaña de vacunación de gripe en los mayores de 65 años de edad”, han argumentado desde el Gobierno autonómico de Isabel Díaz Ayuso.

Vacunación en paralelo

Por el contrario, regiones como Andalucía o Castilla-La Mancha reclaman que la vacunación COVID-19 se lleve a cabo de forma conjunta con la de la gripe en aquellas personas con circunstancias de dificultad para generar una respuesta inmune.

El dirigente manchego, Emiliano García-Page, dejaba claro a finales de septiembre que la idea es la de “acompasar” ambos fármacos y que desde el Ejecutivo regional intentarían inocular al mayor número posible de grupos etarios para reasegurarse “con la gente que más ha sufrido”.

Desde Andalucía, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha adelantado hoy que “a partir de que comience la campaña de vacunación de la gripe, por encima de 65 años se ofertará tanto la vacunación de COVID-19 como la de la gripe” para intentar desarrollar “al alimón, una y otra”.

La OMS dará su opinión en noviembre

A pesar de que el lunes la Agencia Europea del Medicamento (EMA) hiciera una recomendación sobre la inoculación de una dosis extra, hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido mostrarse cauta al respecto. “Las dosis de refuerzo solo pueden ser necesarias si hay evidencia de una protección insuficiente contra estos resultados de la enfermedad en el tiempo”.

De esta forma, el Grupo Consultivo Estratégico de Expertos en Inmunización (SAGE) de la OMS celebrará una reunión extraordinaria en noviembre para deliberar sobre la necesidad de las dosis de refuerzo contra el coronavirus.

 

VOLVER A PORTADA