El País Vasco entra este lunes en fase 3 de la desescalada del coronavirus, lo que supone, entre otros avances, la reapertura de las escuelas infantiles. Los niños vuelven este lunes a las guarderías, que abren con un 60% de su capacidad y extremando las medidas de seguridad y de limpieza.

El objetivo fundamental de esta reapertura es lograr la conciliación familiar ahora que se comienza a recuperar poco a poco la actividad laboral a medida que avanza la desescalada.

 

El Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) ha publicado este domingo el decreto con las normas para la fase 3 de la desescalada en Euskadi, gracias a la que el Lehendakari, Iñigo Urkullu, recupera la capacidad de “gestión y regulación” de “todas las medidas de la desescalada”.

Según recoge, todas las actividades reguladas en el ámbito educativo y de la investigación se llevarán a efecto “respetando las medidas de salud, seguridad, protección e higiene indicadas por las autoridades sanitarias, y conforme a la regulación aplicable”, tanto de los usuarios como de los trabajadores.