Sanidade suma al de Ourense y Barbadás el confinamieto perimetral conjunto de O Carballiño, O Irixo y Boborás desde la próxima medianoche // incide en el “momento crítico” de las reuniones y encuentros, ese en el que “la gente quita la mascarilla” // Limita a un máximo de 10 personas, a partir de las 00,00 horas de este jueves, “cualquier evento familiar o social”

La Xunta descarta el cierre de bares y restaurantes en Galicia pero ha pedido no hacer fiestas ni en pisos hasta que no se supere la situación actual, pues no se descarta que la incidencia del coronavirus aumente en las ciudades con campus universitarios como está ocurriendo en Santiago. El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, ha comparecido junto al doctor Sergio Vázquez, miembro del comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia, y otros responsables sanitarios de la comunidad.

En el caso de la hostelería, Comesaña ha desechado un cierre, porque no vería esa decisión «proporcionada», y se ha mostrado más partidario de otras «medidas quirúrgicas», sobre todo ante la seguridad de que si se respetan los dictados de las autoridades sanitarias, no hay infecciones en esos negocios. El responsable de Sanidade ha incidido, no obstante, en el «momento crítico» de las reuniones y encuentros, ese en el que «la gente quita la mascarilla», y ha puntualizado al respecto que «sabemos dónde se producen los brotes y quién contagia en la mayor parte de los casos, y es en ese contexto».

LÍMITE: 10 PERSONAS

La Xunta de Galicia restringirá a un máximo de 10 personas, a partir de las 00,00 horas de este jueves, «cualquier evento familiar o social» que se celebre en cualquier punto de Galicia y endurecerá las medidas para frenar la covid-19 en la provincia de Ourense, sumando al de Ourense ciudad y Barbadás el confinamiento perimetral de O Carballiño, O Irixo y Boborás, y elevando las restricciones en Verín.

Así lo ha desarrollado este miércoles el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, que ha comparecido en rueda de prensa para dar cuenta de las decisiones tomadas en el seno del comité clínico del martes, un acto en el que ha estado acompañado por el gerente del Sergas, José Flores, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, y por el secretario xeral técnico de la consellería, Alberto Fuentes Losada.

Durante la rueda, el conselleiro de Sanidade ha explicado que existe la «evidencia demoledora» de que un «porcentaje muy alto» de los contagios –«mayoritariamente», ha dicho– se produce en contextos de reuniones familiares o sociales.

Por ello, el comité clínico ha considerado adecuado extender a toda Galicia la prohibición de reunir más de 10 personas no convivientes en «cualquier evento familiar o social», una medida que, ha recordado Comesaña, está reforzada en algunos municipios, donde «las limitaciones van mucho más allá» –por ejemplo, en Ourense, solo a convivientes–.

La medida, ha apuntado Fuentes Losada, regirá para «grupos de personas» y «no para aforos», que continuarán siendo los establecidos en cada lugar según las medidas vigentes.

Sin embargo «se restringirán los grupos de personas a 10» para «cualquier evento familiar o social», con excepción de las personas convivientes. Con ello, por ejemplo, no se podrán reunir más de 10 personas en academias u otras actividades formativas no regladas, como autoescuelas, en establecimientos de hostelería o en animación de hoteles.

Tampoco podrá haber grupos que superen la decena en las actividades de bibliotecas o archivos, como los clubes de lectura, o en los gimnasios o instalaciones deportivas, actividades turísticas o de tiempo libre, grupos en playas o piscinas, centros recreativos o locales de juego o apuestas. Además de las reuniones espontáneas, la limitación estará vigente también para «cualquier uso del espacio público», como, por ejemplo, una actividad de yoga en la calle.

Por el contrario, no se aplicará esta limitación en actividades laborales, educativas o de formación reglada, ocupacionales o administrativas. Tampoco para la celebración de reuniones profesionales, eventos o congresos, aunque, en este caso, cada actividad grupal sí será de un máximo de 10 personas al mismo tiempo.

MEDIDAS EN OURENSE

Dada la evolución epidemiológica en la provincia de Ourense, en particular en algunos de sus ayuntamientos, el comité clínico ha decidido implantar el confinamiento perimetral conjunto de O Carballiño, O Irixo y Boborás, de cuyo perímetro no se podrá salir ni entrar excepto por motivos laborales educativos o sanitarios. El pasado martes se adoptó este mismo confinamiento perimetral en los municipios de Ourense y Barbadás.

Además, se decidió elevar al nivel tres de medidas restrictivas al municipio de Verín, en el que está vigente la limitación de reuniones a grupos de convivientes. En este municipio, bares y cafeterías se limitarán a atender en las terrazas a grupos de personas convivientes y los restaurantes pueden servir también en el interior, con un aforo limitado al 50%.

No obstante, el Ayuntamiento de Verín y representantes de los hosteleros ya acordaron este martes que los bares y las terrazas cerrarán durante 10 días ante la propagación de los contagios por coronavirus.

Por otra parte, el comité clínico también acordó decretar el nivel dos en la comarca de Celanova, también en la provincia de Ourense. De esta forma, desde esta medianoche están limitados los aforos al 50% en los establecimientos comerciales, de restauración y hostelería -donde además estará prohibido el consumo en barra-, así como en bibliotecas, academias, autoescuelas y centros privados de enseñanza no reglada, entre otros, así como la reducción de los aforos en celebraciones, velatorios y lugares de culto.

En esta misma situación –nivel 2 de restricciones– se mantienen los ayuntamientos de Santiago, Lugo, Pontevedra, Ortigueira, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa, Meis, Poio, Marín, Cambados, Sanxenxo y las comarcas de Allaríz, Ourense –excepto Ourense y Barbadás–, O Ribeiro, y Valdeorras, así como O Milladoiro, en Ames.

ACTUAR «LO ANTES POSIBLE»

En su intervención en la rueda de prensa, Carmen Durán ha destacado que, a pesar de que Galicia tiene una «incidencia acumulada muy por debajo de la media nacional», es positivo «actuar lo antes posible» para «cercenar» la «tendencia creciente» de casos.

En concreto, ha apuntado como «indicios que hacen reflexionar» la «tendencia creciente en el número de casos» en los últimos cuatro o cinco días, así como un índice reproductivo que está por encima de 1 en todas las provincias.

En el caso de la ciudad de Ourense, Durán Parrondo ha cifrado en 229 los casos nuevos en los últimos siete días y en 475 en 14 días, lo que eleva la incidencia «bastante por encima de la media de Galicia». No obstante, en el caso de esta ciudad, los expertos son «relativamente optimistas» con las medidas, que empiezan a dar resultados.

En O Carballiño, ha añadido, se ha detectado un «número de casos importante en una población pequeña»: 51 casos nuevos en tres días, 92 en siete días y 148 en 14; mientras que en Celanova, donde había «cero casos», se han ido «incrementando paulatinamente» en los últimos días, unos datos que llevan a tomar medidas de «manera precoz» para adelantarse a «un brote de mayor importancia».

Finalmente, Carmen Durán se ha referido al caso de Verín, donde se impusieron medidas al tiempo que en O Barco. Sin embargo, se ha producido una «respuesta diferente», ya que, mientras que en O Barco hay una reducción de casos, especialmente en los últimos tres o cuatro días, en Verín «sigue habiendo casos, no un número elevado, pero si un goteo importante».

Las autoridades sanitarias han explicado que Galicia tiene una incidencia de coronavirus de 88,46 casos por 100.000 habitantes en siete días y de algo más de 133 a 14 días, por debajo de los 128 y los 263 de la media estatal, lo que sitúa a la gallega en «el rango bajo de las comunidades en incidencia acumulada».

Además, el gerente del Sergas ha destacado que está «garantizada la capacidad asistencial» del sistema gallego, con un 0,9% de pacientes en la UCI en toda Galicia y el 4,7% en hospitalización. De las 3.960 PCR realizadas este martes, dieron positivo el 6,41%, el 5,92% en las realizadas en los últimos siete días.

Por su parte, el doctor Vázquez ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y ha pedido «intentar no hacer fiestas mientras no pase todo esto», ni en pisos aunque sea «duro», ni «ilegales» en los locales de ocio.

«Un ejercicio de responsabilidad», esta ha sido su principal reivindicación en la comparecencia, en la que ha pedido tener en cuenta lo que está ocurriendo en Granada o Salamanca a causa de las aglomeraciones y los botellones.

Precisamente, en esa vuelta a la vida universitaria ha enmarcado Vázquez el aumento de infecciones en Santiago de Compostela y no sería «extraño», ha remarcado, que, como en la capital gallega, la incidencia acumulada se disparase en otras ciudades que alberguen campus.

El presidente de la Sociedad de Urgencias y Emergencias (Semes) en Galicia y jefe de la unidad del Hospital do Salnés, José Manuel ‘Tato’ Vázquez Lima, han remarcado en esta rueda de prensa que «el virus convive con nosotros y va a seguir mucho tiempo».

La directora general de Salud Pública, Carmen Durán Parrondo, ha hecho hincapié en la importancia de tomar conciencia porque en las cuatro provincias gallegas cada infectado contagia a más de una persona y ello es debido a que el número reproductivo básico instantáneo, el que mide la capacidad de transmisión, está por encima del uno en todas ellas.

El servicio gallego de salud continuará, para contener la propagación del patógeno, con los cribados sistemáticos entre diferentes grupos profesionales y de población, una búsqueda proactiva de casos que hoy se ha concentrado en las residencias universitarias. El gerente del Sergas, José Flores, ha dicho que la capacidad asistencial está garantizada. 

VOLVER A PORTADA




📢Compartir en...👇