La tasa de inflación interanual de la eurozona se ha situado en octubre en el 10,7%, lo que marca un nuevo récord histórico y supone una aceleración de ocho décimas respecto al dato de septiembre, a pesar de las subidas de los tipos de interés acometidas por el Banco Central Europeo (BCE), según la primera estimación publicada por la oficina comunitaria de estadística, espoleada en especial por los precios de la energía. Mientras los precios siguen su escalada, el PIB se frena de la zona euro se frena. Entre julio y septiembre de 2021 se situó en el 0,2% desde 0,8% que se había registrado en el segundo trimestre del año, según recoge Eurostat.

En octubre se ha observado una subida generalizada de los precios en la eurozona, con una aceleración del alza de los precios de la energía, que crecieron un 41,9% en el décimo mes del año, frente al 40,7% interanual de septiembre, según recoge la agencia Europa Press. Se trata del ritmo de crecimiento más débil de la economía de la zona euro desde el primer trimestre de 2021, según los datos de la oficina estadística.

En el conjunto de la Unión Europea, el crecimiento del PIB en el tercer trimestre se desaceleró también al 0,2% desde el 0,7% de los tres meses anteriores, su peor lectura desde el primer trimestre de 2021.De este modo, en comparación con el tercer trimestre del año pasado, el PIB de la zona euro creció un 2,1% y el de la UE un 2,4%.

Entre los países cuyos datos estaban disponibles, Suecia registró el mayor crecimiento trimestral (0,7%), seguido de Italia (0,5%), Portugal y Lituania (ambos 0,4%). Por contra, se observaron contracciones de la actividad en Letonia (-1,7%), así como en Austria y Bélgica (ambos -0,1%). En el caso de España, el PIB frenó su ritmo de expansión en el tercer trimestre al 0,2% desde el 1,5% de los tres meses anteriores. De su lado, Alemania registró un crecimiento del 0,3%, dos décimas más que en el segundo trimestre, mientras que Francia creció un 0,2%, frente al 0,5% del segundo trimestre.

PRODUCTOS FRESCOS

Asimismo, los alimentos frescos se han encarecido en octubre un 15,4%, lo que supone una aceleración respecto del 12,7% del mes anterior. Los servicios registraron una inflación del 4,4%, una décima más, y los bienes industriales no energéticos han subido un 6% anual, medio punto porcentual más que en septiembre.

Al excluir del cálculo el impacto de la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en octubre en el 6,9%, frente al 6,4% del mes anterior, mientras que al dejar fuera también el efecto de los precios de los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, la tasa de inflación subyacente ha alcanzado un récord del 5%, dos décimas más que en septiembre.

 

Entre los diecinueve países de la zona euro, once han registrado subidas de precios anuales de al menos el 10%. Las mayores tasas de inflación se han observado en Estonia (22,4%), Lituania (22%) y Letonia (21,8%), mientras que las menos intensas han correspondido a Francia (7,1%), España (7,3%) y Malta (7,5%). De este modo, el diferencial de precios favorable a España respecto de la eurozona se ha ampliado en octubre a 3,4 puntos porcentuales desde los 0,9 puntos del mes anterior.

La semana pasada, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) subió los tipos de interés en 75 puntos básicos en julio, hasta el 2%, encadenando así tres alzas consecutivas del precio del dinero y advirtiendo de que seguirá elevando la tasa en próximas reuniones, aunque el ritmo e intensidad de las subidas será decidido “reunión a reunión” en función de los datos.