La Semana Santa sevillana avanza sin mayores contratiempos en la Madrugá

La Virgen de la Macarena sale de su basílica en un Viernes Santo tranquilo y protegido

La Madrugá sevillana de este Viernes Santo se ha llevado a cabo sin mayores inconvenientes, con la salida de la Virgen de la Macarena de su basílica a la 1:44 de la madrugada, precedida por miles de nazarenos de su hermandad, que asciende a casi 4.000 miembros.

Esta emblemática celebración de la Semana Santa en Sevilla ha estado resguardada por un amplio dispositivo de seguridad, que involucra a más de 6.000 personas entre fuerzas y cuerpos de seguridad, dispositivo sanitario y demás servicios municipales. En el ámbito de la seguridad, se cuentan 1.870 agentes de la Policía Nacional, 1.204 agentes de la Guardia Civil y 1.055 agentes de la Policía Local.

Durante la noche, no se han registrado más de una docena de incidencias menores, según el 112, que ha atendido situaciones como desmayos, mareos y algunas personas con más alcohol del recomendable para una jornada tan larga.

Por otro lado, la tarde-noche del Jueves Santo estuvo marcada por pequeños inconvenientes, como el desprendimiento de una cornisa en la calle Sierpes, que requirió la delimitación de una zona de sillas, y un incendio en el balcón de una vivienda en la calle Asunción, que provocó un retraso de casi media hora en el regreso de Cigarreras. A pesar de estos percances, la celebración continuó con normalidad, dejando en la memoria de Sevilla otra noche inolvidable de la Semana Santa.