La presencia de una rata en el Salón de Plenos del Parlamento de Andalucía ha alterado por unos minutos la tranquilidad de la sesión plenaria que se estaba celebrando para nombrar a Susana Díaz como senadora por designación autonómica y ha generado un revuelo entre los parlamentarios que se sientan más cerca de donde ha aparecido el animal.

Ha sido precisamente cuando la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, iba a dar paso a la votación, por llamamiento individual y en urna, de los diputados para esta elección de Susana Díaz.

Finalmente, tras unos minutos el incidente se ha resuelto de forma satisfactoria, según ha celebrado la presidenta del Parlamento, y la sesión ha podido continuar con normalidad.

VOLVER A PORTADA