Los cuerpos sin vida de dos personas, un hombre y una mujer de entre 40 y 50 años aproximadamente, han sido recuperados este lunes de una poza en las inmediaciones del barranco de Trevélez, en el término municipal de La Taha (Granada), donde al parecer se encontraban practicando montañismo.

Fuentes de la Guardia Civil han informado a EFE de que, aunque el dispositivo de búsqueda arrancó a primera hora de esta mañana con el apoyo de un helicóptero, los cadáveres han sido recuperados horas después y han quedado a disposición de la Policía Judicial sobre las 15.00 horas.

Los cuerpos se han encontrado en una poza situada cerca del conocido como “puente de palo”, considerado por los especialistas del Servicio de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) de la Guardia Civil como un punto negro de este entorno, dado que la zona ya se ha cobrado anteriormente otras víctimas mortales. De momento, se desconocen las causas exactas del fallecimiento, por lo que se ha abierto una investigación para tratar de concretarlas.

Tanto el Centro Coordinador de Emergencias 112 como la Guardia Civil recibieron anoche el aviso de una persona que alertó de que unos familiares que habían acudido a practicar barranquismo a la zona no habrían regresado, por lo que se activó a distintos operativos, incluidos los bomberos. Aún se desconoce la identidad de los fallecidos, aunque algunas fuentes han apuntado a que podrían ser originarios de la zona del Levante.

Los bomberos de Cádiar también han acudido a la zona para intentar asistir a los efectivos de la Guardia Civil que han intervenido, si bien finalmente no ha sido necesaria su actuación. Las fuentes han insistido en que se trata de un barranco muy peligroso, con un río -el de Trevélez- que baja estos días muy crecido. En este mismo entorno ya fallecieron hace justamente tres años, también en junio de 2019, un padre y su hijo cuando practicaban barranquismo.