El lingüista y activista de Estados Unidos Noam Chomsky ha advertido de que el mundo vive actualmente el momento más crítico de su historia, puesto que ahora la humanidad tiene que luchar con la amenaza de una guerra nuclear, la proximidad de una tragedia medioambiental y el debilitamiento de la democracia, que se han convertido todavía más graves durante el mandato de Donald Trump.

El destacado escritor de 91 años, autor de decenas de obras políticas como ‘¿Quién domina el mundo?’ o ‘Estados fallidos: el abuso de poder y el ataque a la democracia’, asegura que los riesgos de hoy incluso rebasan aquellos de los años 30.

“Tengo edad suficiente para recordar la amenaza de que el nazismo pudiera apoderarse de gran parte de Eurasia. Esa no era una preocupación ociosa”, expresa Chomsky. “Pero incluso eso, lo suficientemente horrible, no fue como el fin de la vida humana organizada en la Tierra, que es lo que estamos enfrentando“, añade.

Según al analista estadounidense, actualmente el mundo está “ante una asombrosa confluencia” de varias difíciles crisis: la ascendente amenaza de una guerra nuclear (“que probablemente sea más grave de lo que fue durante la Guerra Fría”) y de una catástrofe ambiental, así como “el fuerte deterioro de la democracia”.

Durante la Administración de Trump, explica el politólogo, la amenaza de cada uno de estos tres peligros ha incrementado desmedidamente: Estados Unidos dejó el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) con Rusia y aumentó el uso de combustibles fósiles, mientras que su poder ejecutivo se quedó sin una sola “voz disidente” y se transformó en un “grupo de aduladores”.

La única esperanza de hacer frente a las dos crisis existenciales, que sí amenazan con la extinción, es abordarlas a través de una democracia vibrante, con ciudadanos comprometidos e informados que participen en el desarrollo de programas para hacer frente a estas crisis”, concluye uno de los pensadores más citados del siglo XXI.