José Luis Martínez-Almeida, ha vuelto a reafirmar este viernes la versión de su consistorio según la cual no hubo ningún espionaje por parte de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) a la presidenta de la CAM, Isabel Díaz Ayuso.

Almeida ha añadido que la oposición, en referencia a Más Madrid, Unidas Podemos y PSOE (que han interpuesto denuncias ante la Fiscalía), no ha conseguido demostrar “ninguna de sus mentiras”.

El presunto espionaje del que fue objeto Ayuso y su entorno por el contrato de adjudicación de mascarillas para la Comunidad de Madrid durante la primera ola del coronavirus motivó la guerra interna del PP, que se ha saldado con las dimisiones de Pablo Casado y Teodoro García Egea.

“Llegaremos hasta el final”

“Llegaremos hasta el final, daremos toda la información necesaria, despejaremos cualquier duda sobre lo que ha podido pasar o no. A pesar de las acusaciones, todavía no se ha acreditado de ninguna manera que hayamos incurrido en mentira, sino avalar las informaciones que hemos manifestado”, ha explicado el alcalde durante un Pleno extraordinario sobre dicho espionaje.

“Por ahora parece que la verdad se identifica con todo lo que hemos explicado hasta el momento”, ha añadido.

Desde Más Madrid, sin embargo, no se creen esta versión. La portavoz de esa formación en el Ayuntamiento de la capital español, Rita Maestra, ha asegurado en el mismo Pleno estar “convencida” de que Almeida estaba “al tanto” del supuesto espionaje pero que “mandó el trabajo sucio y pagar el pato al que fuera director general de Coordinación de Alcaldía, Ángel Carromero”.

Las otras dos hipótesis de lo ocurrido que ha planteado Maestre, y por las que no apuesta, pasan por que el exministro de Justicia Rafael Catalá y Ayuso “mientan porque nunca hubo intento de espionaje” o que “hubo trama de espionaje pero usted (a Almeida) no sabía nada, con un plan a sus espaldas del que, cuando se entera, no dice nada ni avisa a sus socios, ni hay ceses sino que pretende correr un tupido velo”.