explotación laboral, inmigrantes, Ciudad Real, detenciones, Guardia Civil, Operación 'Takane Atlántico', derechos laborales, Bolaños de Calatrava, servicios agrícolas, Policía Nacional, Inspección de Trabajo, estafa continuada, blanqueo de capitales

ha intervenido 624 jamones en Jabugo y Santa Olalla del Cala, en Huelva, por no ser aptos para el consumo humano.

Así lo ha indicado la benemérita en un comunicado, quien ha explicado que esta intervención se produce dentro del marco de una operación, ‘Ibericor’, que se inició el pasado mes de febrero, cuando se tuvo conocimiento de venta fraudulenta en un establecimiento de alimentación.

Esta organización, que llevaba operando desde hace años en la provincia de Huelva, etiquetaba de manera ilegal jamones y paletas para venderlos, manipulando el origen de los productos de manera ilegal.

Con ello, los investigados vendían el producto bajo el nombre de su marca y se beneficiaban económicamente. Ahora, tras su incautación, los productos intervenidos han sido destruidos en una planta de incineración de Sevilla.

Por otro lado, los agentes inmovilizaron otros 500 jamones en un secadero clandestino ubicado en una nave de Santa Olalla del Cala, también en Huelva.

El secadero de jamones carecía de registro sanitario, por lo que se precintó el local. También se inspeccionó una finca en el Real de la Jara, Sevilla, donde se recibieron jamones del secadero clandestino, siendo aprehendidas cuatro toneladas de carne de caza mayor y 200 kilos de carne de cerdo; todo ello congelado y caducado, siendo no aptos para el consumo.

Los investigados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.