La vicepresidenta de la Diputación encargada del impulso socioeconómico y turístico, María Jesús Pelayo, continúa su recorrido por las Cofradías y Hermandades beneficiadas por subvenciones destinadas a la restauración o adquisición de patrimonio cultural. En su última visita, tuvo la oportunidad de verificar el avance en los trabajos de tallado del paso de Nuestro Jesús del Perdón, un proyecto emblemático que subraya el compromiso de la institución con la conservación del legado artístico y espiritual de la región.

La Hermandad, que tiene su taller en una localidad de gran valor histórico, recibió a Pelayo con una cálida bienvenida. Acompañada por José García, miembro de la corporación municipal, David Sánchez-Mateos, presidente de la Hermandad, y Ana María Fernández, secretaria de la misma, Pelayo pudo apreciar de primera mano los esfuerzos realizados y los desafíos que aún enfrentan en la tarea de preservación.

Sánchez-Mateos no perdió la oportunidad de guiar a la vicepresidenta a través del rico patrimonio cultural que posee la Hermandad, destacando las urgencias económicas para su mantenimiento y conservación. Este recorrido también incluyó una visita a la iglesia de Santa María la Mayor, donde se encuentran las veneradas imágenes que la Hermandad saca en procesión durante la Semana Santa, además de admirar otros conjuntos escultóricos pertenecientes a diferentes cofradías de la localidad.

La calidad artística y escultórica del arte sacro de la provincia no dejó de impresionar a Pelayo, quien reafirmó su compromiso desde el área de impulso socioeconómico y turístico para promover este tesoro artístico. Con la firme convicción de que el patrimonio cultural es un motor económico vital para las localidades de la provincia, Pelayo destacó: “En cada pueblo hay peculiaridades, costumbres, matices… que hacen de sus imágenes y procesiones algo único y singular. Algo que merece la pena visitar”.

Este enfoque no solo busca preservar y valorar el patrimonio cultural, sino también potenciarlo como atractivo turístico, creando una sinergia entre la conservación del arte y el desarrollo económico local. Con iniciativas como estas, la Diputación demuestra su compromiso con la cultura, la historia y el turismo de la provincia, invitando tanto a locales como visitantes a explorar y admirar la riqueza de sus tradiciones y su legado artístico.