Protagonistas indiscutibles de los desayunos hoteleros y presentes en casi cualquier cocina del mundo. Hay infinidad de formas de preparar los huevos revueltos según las costumbres y gustos particulares, aunque a nosotros, la forma que más nos gusta sin lugar a dudas, es cuando estos se cocinan a fuego lento, sin dejar de remover y sin ningún tipo de aderezo más allá de la grasa necesaria para engrasar la sartén, un poco de sal y pimienta al gusto. De esta forma podemos degustar el huevo en todo su esplendor, sin otros ingredientes que enmascaren su delicado sabor y con una textura y cremosidad increíbles.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 2 minutos
  • Tiempo de cocinado: 15 minutos
  • Tiempo total: 17 minutos
  • Raciones: 2
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: internacional
  • Calorías: 79 kcal por cada 100 g

Ingredientesde los huevos revueltos para 2 personas

  • 4 huevos L (2 huevos por persona)
  • 10 gramos de mantequilla
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Ingredientes para cocinar unos huevos revueltos

Cómo hacer los huevos revueltos

En primer lugar, batimos ligeramente los huevos en un bol, lo justo para mezclar la yema y la clara. Salpimentamos al gusto.

Remover y salpimentar

Ponemos una sartén a fuego bajo, añadimos la mantequilla y esperamos a que se derrita.

Derretir la mantequilla en una sarten

A continuación, añadimos los huevos batidos y comenzamos a remover. Vamos a estar un buen rato removiendo, entre 10 y 15 minutos dependiendo del fuego y punto que nos guste, así que debemos armarnos de paciencia porque el resultado, realmente, va a merecer el esfuerzo.

Huevo en la sartén

Seguimos removiendo. Al principio, vamos a tener la sensación de que el huevo no se está cocinando y tendremos tentaciones de subir el fuego, aunque debemos evitar hacerlo. Tras unos minutos notaremos cómo el huevo se va haciendo cada vez más espeso.

Verter el huevo batido sobre la sarten

Seguimos removiendo. Poco a poco notaremos cómo el huevo se va cocinando muy lentamente y comienza a formar pequeños grumos.

Huevo cada vez más espeso

Seguimos removiendo. Llegará un momento en el que notaremos que el huevo ha espesado bastante y la textura es grumosa. A partir de aquí podemos cocinar los huevos más o menos tiempo en función del punto que nos guste.

El huevo forma grumos poco a poco

Con esta forma de cocinar los huevos, a fuego lento, van a quedar siempre cremosos, así que, si no nos gusta el huevo muy líquido, podemos seguir cocinándolos tranquilamente unos minutos más hasta que estos adquieran el punto que nos guste. Servimos de inmediato.

Plato final de huevos revueltos

Resumen fácil de preparación

  1. Batir ligeramente los huevos
  2. Poner una sartén a fuego bajo, añadir la mantequilla y dejar que se derrita
  3. Añadir los huevos batidos y remover constantemente, entre 10 y 15 minutos, hasta que los huevos revueltos estén a nuestro gusto. Servir de inmediato