Las tortillitas de camarones son muy fáciles de hacer. A veces es un poco complicado encontrar los camarones pero si se encargan en la pescadería seguro que no hay problema. Los camarones tienen que estar en crudo o cocidos y tienen que ser camarones de las marismas. En primavera y verano no es difícil encontrarlos puesto que es la época del año en que se reproducen y hay más cantidad.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Tiempo total: 45 minutos
  • Raciones: 4–6 personas
  • Categoría: entrante
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías: 340 Kcal por ración

Ingredientes de las tortillitas de camarones para 4-6 personas

  • 150 g de camarones de marisma
  • 80 g de harina de garbanzos
  • 20 g de harina de trigo
  • 1 cebolleta
  • Perejil
  • Agua (muy fría)
  • 500 ml aceite de oliva 0,4 (para freír) 
  • Sal

Ingredientes para las tortillitas de camarones

Cómo hacer las tortillitas de camarones

Lo primero que hay que hacer cuando vamos a elaborar las tortillas de camarones es preparar los ingredientes. Los camarones se pueden comprar crudos o cocidos, pero lo importante es que sean frescos. Si los compramos cocidos (como es el caso) vamos a poner los camarones en un recipiente tapado con film y los meteremos al congelador hasta que preparemos la masa para las tortillitas. Esto ayudará a enfriar la masa y además no dejarán de estar jugosos cuando se frían las tortillitas.

Picamos en brunoise muy pequeña la cebolleta y también picamos el perejil. Lo reservamos. En un bol ponemos la harina de garbanzo, la harina de trigo y la sal (y si queremos también podemos añadir una cucharadita de cúrcuma).

Mezcla de harinas, cúrcuma y sal

A las harinas añadimos la cebolleta, el perejil y los camarones cocidos que hemos metido previamente al congelador. Removemos bien todos los ingredientes.

Añadir camarones, cebolleta y perejil

A la masa se le añade el agua bien fría poco a poco y con ayuda de una varilla se va mezclando todo lentamente hasta que sea homogénea. Se puede añadir más o menos agua a la mezcla según queramos que esta sea más líquida o espesa. La diferencia es que si la masa es más espesa las tortillitas quedarán más gorditas. Por el contrario si la mezcla es más líquida las tortillitas quedarán más finas (casi como rejas) al freírlas.

Mezcla preparada para hacer las tortillitas de camarones

Lo que es realmente importante a la hora de freír las tortillitas de camarones es que la mezcla esté muy fría. Se pueden dejar dos o tres hielos en la masa para que conserve el frescor mientras hacemos las tortillas de camarones en la sartén.

Para freírlas se pone abundante aceite en una sartén al fuego a una temperatura no superior a 180º C. Para hacer las tortillas nos ayudaremos de un cacillo para poner la cantidad de masa para cada tortillita en la sartén. Al tener agua la masa tenemos que tener cuidado porque puede saltar un poco. Echamos un poco de masa en la sartén y dejamos que se vaya friendo ayudando a despegarla si se pega al fondo con una espátula o espumadera plana. Dejamos freír y si vemos que se separan trocitos de masa los vamos uniendo a la tortillita con ayuda de la espumadera. Cuando esté dorada se saca la tortillita de camarones y se deja en un plato con papel de cocina para quitar el aceite sobrante antes de colocar en la fuente o plato donde las presentaremos.

Freír la tortillitas de camarones

Una vez hechas todas las tortillitas de camarones (que la masa da para hacer unas cuantas tandas) las presentamos en una fuente o en los platos de forma individual.

Presentación final de las tortillitas de camarones

Resumen fácil de preparación

  1. Poner los camarones en un recipiente y meterlos al congelador (si son cocidos frescos)
  2. Cortar la cebolleta en brugnoise y picar el perejil
  3. Mezclar en un bol las harinas con la sal y la cúrcuma
  4. Añadir los camarones, el perejil y la cebolleta
  5. Echar poco a poco el agua muy fría e ir mezclando con una varilla
  6. Poner aceite abundante en una sartén y calentar a no más de 180º C
  7. Con ayuda de un cacillo ir echando masa a la sartén y freír las tortillitas
  8. Dejar las tortillitas un poco en papel de cocina para quitar el exceso de aceite antes de servir en la fuente o platos
  9. Consumir calientes