Hipra, la empresa farmacéutica con sede en Amer (Girona), se ha convertido en la primera empresa española en desarrollar una vacuna contra la Covid-19 que consigue el visto bueno de la Agencia Española del Medicamento para comenzar su ensayo clínico en humanos.

Desde la compañía, han anunciado que no esperarán al resultado final de estos ensayos clínicos en humanos, que previsiblemente comenzarán este lunes en una primera fase con 30 voluntarios en Barcelona y Girona, y empezará ya a producir su vacuna a partir del mes de octubre, según informa la Cadena Ser. Además, Hipra ha avanzado que aumentará la producción en más de un 50%, y espera poder fabricar entre 600 y 900 millones de dosis para el 2022.

El virólogo José Antonio López, ha indicado este viernes  que para realizar las pruebas de la actual fase clínica “hace falta varias decenas de voluntarios, que ya están. Sin embargo lo complicado llega para el resto de fases, donde habrá que encontrar cientos o miles de voluntarios de varios países, y que no hayan pasado el virus”, indica López.

La clave de esta vacuna

La vacuna de Hipra, se caracteríza porque “se inocula directamente la proteína del virus que apuntan a varias variantes diferentes, la alta y beta, e incluso con la delta“, indica el virólogo”, a diferencia de la de Pfizer que inocula el ARN del virus.

Esta vacuna se basa en dos proteínas recombinantes estructuralmente similares, una correspondiente a la variante alfa y otra correspondiente a la variante beta. Estas enzimas se unen formando una estructura única llamada dímero que se acompañan de un adyuvante que incrementa la respuesta inmunológica.

Si el fármaco sigue los cauces legales y es finalmente aprobado, España conseguirá así hallar su propio remedio contra el coronavirus, uniéndose a las 108 vacunas que actualmente existen en proceso de estudio clínico contra la Covid-19 mientras que una veintena ya han sido aprobadas en diferentes países, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si el fármaco sigue los cauces legales y es finalmente aprobado, España conseguirá así hallar su propio remedio contra el coronavirus, uniéndose a las 108 vacunas que actualmente existen en proceso de estudio clínico contra la Covid-19 mientras que una veintena ya han sido aprobadas en diferentes países, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS).