Seguro que conoces las galletas Oreo. Esos pequeños círculos de chocolate que envuelven una deliciosa crema a la vainilla. ¿Quién puede resistirse? Son un vicio tanto solas, como mojadas en leche o incluso se pueden usar en repostería: como base para una tarta de queso, como cobertura o decoración de pasteles… ¡Y como no! En forma de un helado de Oreo, donde aportan todo el sabor de la galleta a una base bien cremosa y, además, un delicioso toque crujiente pues le vamos a meter trocitos enteros.

La receta del helado de Oreo que hoy te proponemos tiene pocos ingredientes pues queremos que no le roben el protagonismo a la galleta. No necesita ninguna máquina especial para hacer helado, el tiempo de preparación es relativamente corto y lo más difícil es montar la nata, siempre y cuando puedas soportar la espera hasta que se congele.

Ve abriendo el paquete de galletas Oreo que pasamos a contarte lo que tienes que hacer. ¡Sigue leyendo!

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo total: 6 horas y 10 minutos
  • Raciones: 10
  • Categoría: postre
  • Tipo de cocina: internacional
  • Calorías: 394 kcal por cada 100 g

Ingredientes del helado de Oreo para 10 personas

  • 15 galletas Oreo
  • 400 ml de nata para montar
  • 200 g de leche condensada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Ingredientes para el helado de Oreo *

Cómo hacer el helado de Oreo

Lo primero de todo, con un cuchillo, picamos 12 galletas Oreo. Dejamos que sean trozos pequeñitos pero irregulares. Las otras las reservamos para más tarde.

Picar las galletas Oreo para el helado *

Luego montamos la nata. Para ello, tenemos que asegurarnos que tanto la nata como el bol y las varillas estén fríos. Si no fuera el caso, los metemos en el congelador una media hora. Una vez fríos, colocamos la nata y la vainilla en el bol y batimos con las varillas (a mano o eléctricas) hasta que la nata forme surcos oscuros.

Montar la nata para el helado de Oreo *

Incorporamos poco a poco la leche condensada, integrándose a la nata con una espátula de silicona y realizando movimientos envolventes. Esto es, con movimientos lentos de abajo a arriba.

Incorporar la leche condensada a la nata *

Incorporamos las galletas Oreo troceadas a la mezcla de nata y leche condensada. Las integramos igualmente con movimientos envolventes.

Incorporar los trocitos de galleta Oreo *

Transferimos la mezcla de helado de Oreo a un recipiente apto para congelación, rompemos con las manos las otras galletas para hacer trozos grandes y los ponemos por encima del helado a modo de decoración.

Transferir el helado de Oreo a un recipiente *

Colocar la tapa del recipiente o cubrir con film plástico y guardar en el congelador un mínimo de 6 horas.

Congelar el helado de Oreo *

Para servir, sacamos el helado de Oreo del congelador de 10 a 15 minutos antes para que pierda el frío y nos permita formar bolas fácilmente.

Reposar antes de servir *

Resumen fácil de preparación

  1. Montar la nata hasta que forme surcos oscuros
  2. Incorporar la leche condensada con movimientos envolventes
  3. Picar 12 galletas Oreo en trocitos pequeños con un cuchillo
  4. Agregar los trocitos de Oreo a la crema
  5. Transferir la crema a un recipiente y decorar con trozos de las galletas sobrantes. Congelar 6 horas
  6. Sacar del congelador con 15 minutos de antelación antes de servir
📢Compartir en...👇