Fernando Alonso ha sido el encargado de cerrar los test de Baréin con el Alpine. Tras la actuación de Esteban Ocon por la mañana, en la que ha marcado un 1:30.661, el asturiano ha mejorado en tres décimas los cronos del galo para ser noveno total después de dar un total de 70 vueltas.

La buena nueva para el bicampeón de Fórmula 1 es que su crono lo ha hecho con gomas C4, por las más blandas del resto que tiene por delante con la excepción de un Daniel Ricciardo que ha tenido a 0.2 y un Sergio Pérez a una décima.

En comparación con otros que han usado los mismos neumáticos blandos, Alonso habría marcado el quinto mejor crono tras los mencionados McLaren y Red Bull (tanto de Pérez como de Verstappen), y por detrás también del Ferrari de Carlos Sainz.

Además, la evolución ha sido más que palpable. En la jornada del segundo día, el mejor crono de Fernando fue de 1:32.339, por lo que la mejora ha sido, de un día a otro, de dos segundos.

La jornada comenzó pronto para Fernando Alonso, rodando tanto con neumático experimental como con usados, aprovechando también para realizar simulación de carrera con tandas largas y con tiempos constantes de 1:34.

En cuanto al número de vueltas, la cifra está lejos de las realizadas en el día 2… porque tan solo ha realizado la jornada vespertina. Sumando los giros de Ocon y de Fernando, en total el Alpine ha rodado al cierre de Baréin un total de 131 vueltas.

Ha sido un día provechoso, como los otros dos que han realizado en Alpine en Sakhir. Además, ha servido para ver un duelo Alonso – Hamilton, que se ha llevado Fernando, y que podría ser habitual esta temporada.

Ahora ya tan solo queda esperar a que dé comienzo una temporada en la que Fernando Alonso está de vuelta tras dos cursos de ausencia. El Alpine va preparándose para pelear por liderar la clase media de la parrilla con los McLaren, AlphaTauri, Ferrari, Aston Martin…