guerra de Ucrania, el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, acepta que los miembros de la OTAN envíen cazas de combate a Ucrania. Tras las negociaciones con Polonia, EEUU da luz verde para el envío de cazabombarderos polacos a Ucrania para combatir la invasión rusa.

El proyecto fue desvelado el pasado sábado por ‘The Wall Street Journal’. Solo falta el sí de Polonia para enviar los aviones que le vendió la Unión Soviética antes de su desaparición en 1991. Estados Unidos entregaría a cambio a Polonia aviones F-16 gratis. “Estamos analizando activamente ahora la cuestión de los aviones que Polonia puede proporcionar a Ucrania, y analizando cómo podríamos rellenarlo si Polonia decide suministrar esos aviones”, aseguraba Blinken durante el fin de semana.

En caso de producirse definitivamente el envío de los cazas de combate desde Varsovia a Ucrania, supondría un impulso en las fuerzas ucranianas para combatir a las Fuerzas Armadas rusas. Rusia dispone de una gran ventaja aérea en la guerra. Pese a su ventaja, los aviones rusos solo se han dedicado por el momento a bombardear las ciudades ucranianas y sus zonas residenciales.

Envío de cazas de combate a Ucrania

Con el envío de aviones polacos, los pilotos de Ucrania podrían sobrevolar el cielo sin que se violase el compromiso de los países de la OTAN de entrar en la guerra y así evitar un conflicto a gran escala con el Kremlin. El presidente ruso, Vladímir Putin, podría considerar este acto como un aumento de las hostilidades. El Kremlin amenazó el pasado domingo a los países que decidieran enviar aviones a Ucrania.

Varsovia dispone de cazabombarderos MiG de fabricación soviética. Son los mismos aviones que manejan los soldados ucranianos, por lo que conocen su uso a la perfección. Polonia también tiene cazabombarderos Su-24 y Su-27 de ataque al suelo. Para Estados Unidos, Polonia y el resto de miembros de la OTAN no supone una participación directa en la guerra ya que sus soldados no estarían pilotando esos aviones. Tan solo falta el sí definitivo de Polonia.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, asume que la guerra en Ucrania va para largo y no acabará pronto. El Pentágono adelanta que el 95% de las fuerzas rusas están dentro de Ucrania y que Rusia ha lanzado 600 misiles. Informan desde Estados Unidos que el Kremlin no ha conseguido controlar el espacio aéreo ucraniano.