España ha recibido esta mañana las primeras 35.700 dosis de la vacuna de Moderna, la primera entrega de un total de 600.000 que llegarán antes del fin del mes de febrero. Lo harán a un ritmo creciente: algo más de 50.000 de aquí dos semanas, otras 127.000 en un mes y 383.000 más en la tercera semana de ese mes. Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este martes tras la reunión del Consejo de Ministros.

Las dosis han llegado a primera hora de la mañana en 357 cajas a bordo de un camión procedente de Bélgica, que las ha transportado a un almacén del Ministerio de Sanidad en el centro peninsular.

Con la de Moderna, ya son dos las vacunas disponibles en España. La primera, de Pfizer/BioNTech, se administra desde el 27 de diciembre de 2020, y se reciben 350.000 semanales. Illa también ha remarcado como una buena señal la autorización solicitada este martes por laboratorio inglés AstraZeneca a la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) para distribuir su vacuna, desarrollada con la Universidad de Oxford, en la Unión Europea.

Illa ha destacado que la situación epidemiológica en España, con varias comunidades registrando aumentos récord de contagios, es “muy preocupante”. “Vienen semanas muy duras” y un mes “de enero muy complicado”, ha insistido.

El ministro, pese a todo, se ha mostrado confiado en que, al igual que “se logró en octubre”, España sea capaz de doblegar la curva epidemiológica, aunque “las medidas adoptadas [para reducir contagios] aún tardarán unas dos semanas en surtir efecto”. Illa ha evitado contemplar como una posibilidad la declaración de un nuevo confinamiento duro, pese a las repetidas preguntas de los periodistas.

Igualmente ha declinado entrar en detalles cuando le pedían su opinión sobre si se había producido un exceso de relajación durante las pasadas Navidades, como dejó entrever este lunes el director de emergencias de Sanidad, Fernando Simón.

La llegada de las nuevas vacunas de la farmacéutica estadounidense Moderna no alterará en lo sustancial el plan de inmunización iniciado a finales de 2020. Las nuevas existencias se sumarán a las de Pfizer/BioNTech y se administrarán según lo previsto a los colectivos vulnerables, cuidadores y personal sanitario.

Illa ha anunciado que “el objetivo es que a finales de esta semana todas las residencias hayan administrado la primera dosis” y que “el 18 de enero reciban la segunda” las primeras personas que fueron vacunadas en España, los internos en una residencia de Guadalajara.

Perfil similar de eficacia

Ambas vacunas han mostrado un perfil similar de eficacia y seguridad durante los ensayos clínicos. Las dos están basadas en la misma tecnología ARN, aunque la de Pfizer/BioNTech es más exigente en las condiciones de transporte y almacenamiento, ya que necesita ser conservada a unos 70º bajo cero, mientras la de Moderna es estable a -20º.

Moderna asegura que su vacuna, de la que también se necesitan dos dosis, garantiza al menos un año de protección frente al coronavirus, incluida la nueva variante descubierta en el Reino Unido.

Los laboratorios Rovi tienen ya preparada su planta en San Sebastián de los Reyes (Madrid) para comenzar a producir este medicamento, pero no fabricará el principio activo, sino que se encargará de producir viales, descongelar, envasar y etiquetar el suero.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇