«Es un descubrimiento fascinante e impresionante», ha dicho Elif Koparal, arqueólogo de la Universidad de Bellas Artes Mimar Sinan

Arqueólogos turcos han descubierto los restos de un templo griego dedicado a la diosa Afrodita de 2.500 años de antigüedad en la región de Esmirna, en el este de Turquía.

«El culto a Afrodita era muy común en ese momento», explicó el líder del equipo Elif Koparal, arqueólogo de la Universidad de Bellas Artes Mimar Sinan al «Hürriyet Daily News». «Es un descubrimiento fascinante e impresionante», añadió.about:blank

El equipo descubrió parte de una estatua de una mujer y una escultura de terracota de una cabeza femenina, así como una inscripción que decía: «Esto es un área sagrada».

Afrodita era la antigua diosa griega de la belleza, el amor y la procreación. A veces, también se la asociaba con la navegación y la guerra. Las primeras esculturas la muestran vestida y en gran medida similar a otras diosas, pero alrededor del siglo V a. C., los artistas comenzaron a retratarla desnuda o casi desnuda.

Primeros indicios en 2016

La investigación se centraba en un área de 1.600 metros cuadrados en los distritos de Urla, Cesme y Seferihisar de la provincia de Esmirna y ha permitido localizar 35 asentamientos prehistóricos, 16 de ellos del Neolítico. Los primeros indicios del templo fueron descubiertos en 2016, lo que obligó a tomar medidas para evitar posibles expolios o daños provocados por construcciones.

Y recordar que existe la antigua ciudad de Afrodisias, enclave Patrimonio Mundial de la Unesco ubicado en la actual Turquía, y que recibió su nombre por la diosa. Los seguidores construyeron allí un templo a Afrodita en el siglo III a. C., seguido de la construcción del resto de la ciudad, incluidos un teatro y complejos de baños, explica «Smithsonian». Esta pequeña ciudad se encuentra a a unos 230 km al sureste de Esmirna.

VOLVER A PORTADA

📢Compartir en...👇